Noticias

¿De qué hablarán los Obispos de Venezuela con el Papa Francisco en Colombia?

¿De qué hablarán los Obispos de Venezuela con el Papa Francisco en Colombia?

(ACI).- En medio de rumores de que, en el marco de su viaje a Colombia, el Papa Francisco no podría recibir a los Obispos de Venezuela que llegaron al país, el Arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Urosa, aseguró que el encuentro se producirá, y adelantó los temas que se abordarán.

Al concluir la Misa que presidió la noche del 5 de septiembre en la parroquia Cristo Rey de Bogotá, en la que pidió por la paz en Venezuela, el Arzobispo venezolano aseguró a los fieles que “sí nos vamos a reunir con el Papa” y dijo que el encuentro se producirá “el jueves después de la Misa” que celebrará el Santo Padre en el Parque Simón Bolívar de Bogotá, en horas de la tarde.

En declaraciones a ACI Prensa, el Cardenal Urosa señaló que los Obispos de Venezuela “en primer lugar vamos a manifestarle al Santo Padre el afecto del pueblo venezolano al sucesor de Pedro”, pues “una de las características del catolicismo venezolano, como del catolicismo de América Latina, es el amor al Papa, como sucesor de Pedro, como Vicario de Cristo”.

“Además por supuesto vamos a conversar con el Papa, le vamos a agradecer el apoyo que está dando al pueblo venezolano en las circunstancias tan difíciles por las que estamos pasando, y también le vamos a manifestar nuestras inquietudes con respecto a algunos problemas de la situación actual”, dijo.

El Cardenal Urosa señaló que Venezuela pasa actualmente por “una situación gravísima, es una situación de penuria, de angustia”.

“Los que estamos dentro del país estamos viviendo una situación de gran angustia, de gran agitación política, de penuria por la escasez de alimentos, la escasez de comida, hay gente que simple y llanamente no está comiendo o está comiendo muy mal y la escasez de medicinas. Es una vergüenza que no haya medicinas en Venezuela”.

“Pero además de eso hay una situación de agitación permanente y de angustia por el atropello contra los derechos de muchísimos venezolanos en diversos campos”, señaló.

El Cardenal Urosa reflexionó además sobre la situación de “muchísimos venezolanos que han tenido que migrar debido a circunstancias adversas y eso es siempre algo muy doloroso”.

“Pero gracias a Dios esos venezolanos están pendientes del país, están orando por Venezuela y están unidos pidiéndole a Dios que podamos resolver nuestros conflictos de manera pacífica”, destacó.

A pesar de la crisis que afronta Venezuela, el Cardenal Urosa alentó a los fieles a no perder la esperanza.

Hay que tener esperanza contra toda esperanza. Hay que ciertamente confiar en Dios nuestro Señor y tenemos que actuar”.

El Arzobispo venezolano lamentó que muchas veces “la gente se desalienta y ya no quieren actuar. Yo no me refiero a crear situaciones de violencia, sino defender nuestros derechos y los derechos de los demás”.

El Cardenal alentó a los fieles a “organizarnos, a buscar manifestar nuestro descontento, apoyar a la gente que está sufriendo, apoyar a los que están presos, apoyar a la gente que está pasando trabajo, todo eso tenemos que hacer y no ponernos a llorar de una manera absolutamente ineficaz y frustrante”.

Durante la homilía de la Misa, el Cardenal Urosa destacó el papel crítico de los obispos venezolanos frente al gobierno, desde años antes de que se disparara la crisis que hoy sufre Venezuela.

“Mientras el año 99, el año 2000, había un silencio, nadie criticaba al gobierno, nadie decía nada, los obispos venezolanos indicamos una serie de fallas gravísimas del gobierno y por eso fue que el presidente (Hugo Chávez) nos atacó”, recordó.

“Nosotros hemos tenido siempre el interés de trabajar y defender a nuestro pueblo”, señaló, pues “queremos ser buenos pastores”.

El Cardenal dijo luego a ACI Prensa que los obispos venezolanos “cumplimos nuestro deber de buenos pastores: el buen pastor da la vida por sus ovejas, el buen pastor procura el bien de sus ovejas, el buen pastor no quiere que a sus ovejas sean maltratadas y todo eso lo estamos haciendo y lo seguiremos haciendo, porque ese es nuestro deber”.

“Ojalá que el Señor escuche nuestras plegarias y podamos resolver pronto esta situación tan mala que estamos viviendo”, expresó.

A %d blogueros les gusta esto: