Noticias

Un encuentro de frente con Francisco

Visita Ad Limina Un encuentro de frente con Francisco Del 4 al 10 de septiembre la Conferencia Episcopal de Honduras realizará en el Vaticano la visita al Papa Francisco. Para fortalecer la responsabilidad que tienen como sucesores de los Apóstoles y estar en la comunión jerárquica con el sucesor de San Pedro, los obispos hondureños se encontrarán esta semana con el Papa. Cada prelado hondureño lleva la responsabilidad de “rendir cuentas” a Francisco sobre el caminar de su gobierno pastoral.


Dos horas y media tendrán los obispos para exponer la realidad de cada una de las diócesis y de la pastoral de conjunto. Luego tocará el turno de Francisco. Vaticinar cuáles serán los resultados resulta atrevido y precipitado, porque algo que ha caracterizado su pontificado es el romper esquemas, salirse del guion, darle otro giro, en fin sorprender porque hace nueva todas las cosas. Una de las ideas que se tiene de este tipo de visitas, es que es una corrección fraterna, en donde el Sumo Pontífice indica los errores que se están cometiendo y solicita hacer las mejoras. Lo que si es cierto, es que todo lo que se vive en estas reuniones, es en la comunión eclesial que siempre debe prevalecer entre los sucesores de los apóstoles.

¿Qué es una visita Ad Limina? Se le conoce como el encuentro que tienen que hacer los obispos del mundo a Roma para rendir cuentas de sus diócesis. El nombre viene del latín y significa “los umbrales de los Apóstoles”, refiriéndose a los apóstoles San Pedro y San Pablo. El objeto de esta visita no es simplemente la peregrinación hacia las tumbas de los apóstoles, sino, por encima de todo, mostrar una adecuada reverencia hacia el sucesor de San Pedro, para reconocer de una manera palpable su jurisdicción universal.
El padre Juan Ángel López, portavoz de la Conferencia Episcopal de Honduras señala que cada diócesis envía un informe a la Santa Sede con todo lo que se está haciendo en general, los obispos en la visita recorren todos los dicasterios, entregan un informe muy profundo, “y no es que en Roma sean desconocedores de lo que pasa en la realidad hondureña y que en estos casi diez años no sabían nada de Honduras, cada año los obispos por norma deben enviar un informe sobre la realidad de la diócesis y de las parroquias” señaló.

Historia La Visita Ad Limina se remonta a los primeros años del cristianismo. En el país, las primeras reuniones de una Conferencia Episcopal se dieron en la década de los años veinte prácticamente donde el 9 de abril de 1929 es la primera reunión de Episcopado de Honduras. Participó el Arzobispado de Tegucigalpa de ese entonces, Monseñor Agustín Hombach, el Vicario Apostólico de San Pedro Sula Monseñor Juan Sastre y el obispo de Santa Rosa de Copán de ese entonces Ángel María Navarro.
Pero desde antes, se hacían estas visitas con la figura de un procurador. Los obispos mandaban a alguien el informe que directamente llegaba a Roma y alguien en lugar de los obispos los presentaba. Durante la colonia también hubo Visita Ad Limina, se enviaban al Consejo de Indias, y este se encargaba de entregarla a la Santa Sede.
El primer obispo hondureño que estuvo en Roma para el Concilio Vaticano Primero fue Monseñor Zepeda, luego también estuvo y fue ordenado en Roma Monseñor Manuel Francisco Veles y él envió también en 1894 un informe, le siguió Monseñor Martínez Cabañas envió otro informe en 1905.

Última visita El 26 de junio de 2008 el ahora Papa emérito Benedicto XVI en el discurso que dirigió a los obispos, expresó su preocupación por el proselitismo de las sectas en Honduras, así como por la pobreza, violencia, emigración, destrucción del medio ambiente y corrupción.
Resaltó que el pueblo hondureño se caracteriza por un profundo espíritu religioso, pero que “la difusión de la secularización, así como el proselitismo de las sectas, es fuente de confusión para muchos fieles, provoca además una pérdida del sentido de pertenencia a la Iglesia”.
El Sumo Pontífice les animó a prestar atención a los matrimonios y las familias, señalando que la estabilidad de ello beneficia tanto a la Iglesia como a la sociedad, y mostró su satisfacción por el hecho de que la Constitución hondureña incluya un reconocimiento explícito del matrimonio.

Nuevo presidente Las últimas reuniones en Roma en esta línea, estuvieron presididas por el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez, pero este año, Monseñor Ángel Garachana, Obispo de San Pedro Sula asiste como presidente de la CEH.
Monseñor Garachana dará a conocer las líneas pastorales de una Iglesia en proceso de renovación permanente inspirada en la Conferencia General de Aparecida, que es discipular, comunitaria, misionera, pascual y samaritana como señaló: “esas líneas no las tengo que inventar yo, porque ya fueron marcadas tanto por la Conferencia Episcopal, como por las diversas asambleas que vamos teniendo” acotó.
Acompaña a los obispos de la Conferencia Episcopal el Secretario Adjunto, el padre Emigdio Duarte quien asistirá la documentación de la visita en la Santa Sede.
La agenda contempla Eucaristía en cada una de la Basílicas Mayores, el primer día se celebrará en la Tumba de San Pedro, y las visitas continuarán en los diferentes dicasterios y las distintas congregaciones que ya están programadas.
Nuevos obispos Asisten por primera vez a esta experiencia los obispos de las diócesis de La Ceiba Monseñor Miguel Leniham, de Yoro Monseñor Héctor David García, de Danlí Monseñor José Antonio Canales y Monseñor Guido Charbonneau de la Diócesis de Choluteca. Para el obispo de la recién creada Diócesis de Danlí Monseñor Canales para él es “un regalo acompañar a mis hermanos del episcopado para saludar al Papa Francisco y presentar mi informe de lo que está haciendo en la diócesis en la parte oriental del país. Tengo poco que informarle al Papa porque recién comienzo la misión, sin embargo le comunicaré como está funcionando la diócesis con el presbiterio, la vida religiosa y las distintas pastorales que la integran” dijo.
De igual manera, sostuvo que esta “es una buena oportunidad para manifestarle al Santo Padre que la diócesis que creó está caminando, y que como obispo estoy tratando de ser el pastor que el Señor y la Iglesia está esperando de mí”.

Obispos Por Tegucigalpa asisten el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez y Monseñor Juan José Pineda. De San Pedro Sula, Ángel Garachana. Monseñor Darwin Andino representa a la Diócesis de Copán. Por Choluteca asiste Guido Charbonneau. Desde Yoro, Héctor David García, de Trujillo Luis Solé Fa. La Diócesis de Comayagua va representada por Monseñor Roberto Camilleri, de La Ceiba asiste Miguel Lenihan. De Juticalpa va José Bonello y de la nueva Diócesis de Danlí es representada por José Antonio Canales.

“Tengo poco que informarle al Papa porque recién comienzo la misión, sin embargo le comunicaré como está funcionando la Diócesis con el presbiterio, la vida religiosa y las distintas pastorales que la integran”
José Antonio Canales
Obispo

A %d blogueros les gusta esto: