Diócesis La Ceiba

Seamos artífices de nuestras vidas y no espectadores

Seamos artífices de nuestras vidas y no espectadores
No permitan esas amistades “entre comillas” que dicen ser sus amigos, y no hacen más nada que manchar su mente y corazón metiendo cizaña en las parejas, creando discordia, pleitos, separación, dolor y muchas veces luto”. Padre Ayala
Texto y Fotos: Rolando Obando
roja_obando@yahoo.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Y precisamente eso fue lo que ocurrió este fin de semana, un equipo del Movimiento Familiar Cristiano, conformado de matrimonios jóvenes, guiados por la palabra de Dios, tomaron el reto y llamado para desarrollar un retiro entre los miembros de la comunidad de San Francisco Atlántida.
Gracias a la invitación girada por la religiosa Noris Aracely Díaz Zamora conocida como Sor Noris, una monja a todo dar, que en el interior de su comunidad se preocupa mucho por los matrimonios, las familias, y la juventud, Sor Noris viendo la imperiosa necesidad de dar una formación sistemática, pero sobre todo espiritual y conyugal a las parejas de San Francisco, motivó a miembros del MFC de la zona a participar.

DESARROLLO Los temas desarrollados por cada charlista fueron ejecutados con verdadera maestría, más aun cuando se acompaña de su propia historia, el Profesor Héctor Saúl Doblado junto con su esposa, no se equivocaron en hacer el llamado a las parejas jóvenes y de esa misma manera dar la oportunidad que los jóvenes empiecen a incursionar temas tan relevantes y necesarios como es la vida misma, el poder dan asistencia psicológica, espiritual y vivencial a cada participante que llega con el deseo y esperanza de poder encontrar respuesta a sus interrogantes, de poder encontrar esa paz que necesita su hogar, de encontrar el balance, equilibrio y rumbo del barco llamado familia.
Pero sobre todo saber que aun en las mayores tempestades Dios llega a dar calma a las agitadas y embravecidas aguas, que nos sacuden más de una vez, en el transcurso de nuestro navegar por la vida. Dios es ese capitán que nos conduce a puerto seguro, siempre y cuando le demos el timón a ese capitán llamado Dios.

PLATO FUERTE Después de la faena del día, la cual se dio inicio desde las 9:00 am hasta las 5: 00 pm se cerró el retiro con un plato fuerte para dar mayor soporte a lo recibido durante el día, el cierre fue con una Eucaristía presidida por el sacerdote Marcos Ayala, párroco de la Iglesia San Francisco de Asís de la comunidad del mismo nombre San Francisco.
En la homilía, Ayala dijo que ofreció las gracias a todas las parejas que participaron del retiro matrimonial, de la misma manera dio las gracias al equipo de parejas que habían llegada desde la ciudad de La Ceiba, a realizar ese maravilloso retiro, agradeció por atender el llamado y sobre todo el dejar la comodidad de su hogar, el dejar su día de descanso y ofrendarlo al servicio de las familias, especialmente a los matrimonios.
Hizo hincapié que es necesario que los cabezas de familias papá y mamá, no se cierren en sí mismo negando la entrada a Dios a sus vidas, a su hogar, una vez que permitan que Él esté en medio del matrimonio, se darán cuenta que es la roca firme, la base sostendrá por siempre la familia.
Es necesario que actuemos con rectitud, con mucha coherencia, seamos genuinos, quítense esas máscaras, y muestren su verdadero rostro, comprométanse con Dios, y verán grandes maravillas en sus vidas, no permitan esas amistades “entre comillas” que dicen ser sus amigos, y no hacen más nada que manchar su mente y corazón metiendo cizaña en las parejas, creando discordia, pleitos, separación, dolor y muchas veces luto.

El dato
Participantes
Fueron más 24 parejas entre participantes y charlistas los que aceptaran el llamado de Dios, para poder continuar con más ánimo, esperanza y alegría de continuar hacia adelante sin mirar atrás, saber que en cada puerto se dejan las pesadas cargas, que nos hacen caminar con dolor, con lentitud, con estrés.