Iglesia

El sacerdocio: un don incomprendido por el mundo

El sacerdocio: un don incomprendido por el mundo
“Usar los dones que Dios nos ha dado, lo mejor que podamos, aún cuando esos dones puedan parecer pequeños a los ojos del mundo”, cardenal Óscar Andrés Rodríguez.
Eddy Romero
emromero@suyapamedios.com
Fotos: Eduardo Núñez
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Vivir las bienaventuranzas como su proyecto de santificación sacerdotal propuso el cardenal Óscar Andrés Rodríguez a todos los presbíteros de la Arquidiócesis de Tegucigalpa. Estos se reunieron en el Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa, para conmemorar la jornada de oración por la Santificación del Clero.
Esta jornada se realiza en la festividad de San Juan María Vianney, nombrado patrono de todos los sacerdotes por el papa Pío XI. Comienza con una reflexión que imparte el cardenal Rodríguez. Luego de un compartir, celebran la Eucaristía junto con los seminaristas que residen en esta casa sacerdotal.
El arzobispo capitalino enfatizó que si el sacerdote es “avaro, ambicioso, si sólo quiere buscar lo material o el dinero o tener y disfrutar sin austeridad de las cosas materiales, poniendo en ellas mi seguridad y esperanza, llorarán de pena y de angustia”. Por ello, pidió “tomar una de esas bienaventuranzas como programa, buscar cuál es la que más necesitan para cultivarla, especialmente en este año. Desde las bienaventuranzas, encontraran la motivación para su compromiso pastoral de intimidad con Cristo, para cultivarla y acrecentarla cada día”.

OPINIONES El padre Carlos Rubio dijo que en “todos los fieles deben orar para que seamos santos, es una alegría ver cada día más clero de esta Arquidiócesis, un clero joven, de muchos seminaristas que han sido formados en esta casa, venir este día es recordar todas las gracias que el Señor ha sembrado a manos llenas en la vida de cada uno. Ser sacerdotes para el pueblo de Dios, santificarnos en medio del pueblo y santificar al pueblo. Mientras tanto, el diácono Santos Pablo Ávila, es su primera jornada como diácono, “monseñor me decía, ya compartís el ministerio sacerdotal, en el grado de siervo, ya más adelante será como presbítero, le pedimos a Dios que nos permita lograr la santidad que es lo que el pueblo espera de nosotros también” dijo.
En la Eucaristía se pidió por aquellos sacerdotes que han fallecido en este año, los presbíteros Donaldo Salazar, John Wallace y Antonio Quetglas.
Por la tarde, los presbíteros y seminaristas dejaron la sotana, para ponerse los tacos y las calzonetas y realizar el encuentro deportivo que ganaron los seminaristas cuatro por dos.

El dato
Sacerdotes y seminaristas
En la Arquidiócesis de Tegucigalpa hay 159 sacerdotes, de los cuales 88 son diocesanos y 71 son religiosos. Asimismo, hay 47 seminaristas, 16 en Teología y 31 en filosofía, datos según el arzobispado.