Noticias

El Bautismo, puerta de la esperanza

El Bautismo, puerta de la esperanza El Santo Padre envió un mensaje esperanzador: “Si somos fieles a nuestro Bautismo, difundiremos la luz de la esperanza de Dios y transmitiremos a las futuras generaciones razones de vida”.

“El Bautismo como puerta de la esperanza” fue el primer mensaje que ha lanzado el Pontífice en la catequesis en lengua española en la audiencia general “Por medio de este sacramento se nos abre el camino del encuentro con Cristo, luz de nuestras vidas.
La Iglesia lo representa por medio de una vela, que se enciende del cirio pascual, el cual nos recuerda la resurrección de Cristo. Esa luz es un tesoro que debemos conservar y transmitir a los demás”.
Francisco ha continuado con el tema de la esperanza cristiana en la 29º catequesis de la audiencia general, que se ha celebrado en la sala Pablo VI.
Francisco exhorta a “recordarnos nuestro bautismo, porque por medio de él hemos nacido para Dios, siendo criaturas nuevas”. Asimismo, ha explicado que “los cristianos vivimos en el mundo y no estamos exentos de oscuridades y tinieblas. Sin embargo, la gracia de Cristo recibida en el Bautismo nos hace salir de la noche y entrar en la claridad del día”.
El Papa Francisco ha anunciado que “el cristiano está llamado a ser `cristóforo´, portador de Jesús al mundo”, y señaló que “a través de signos concretos, manifestamos la presencia y el amor de Jesús a los demás, especialmente a los que están atravesando situaciones difíciles”.
Antes de terminar la catequesis, el Papa saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los grupos provenientes de España y Latinoamérica y les ha invitado a recordar su bautismo y a “ser luz de Cristo para los demás, siendo portadores de la vida nueva recibida en el bautismo, para que los que sufren y los descartados de la sociedwad puedan percibir a través de nuestro testimonio de vida la claridad de la esperanza en Cristo”.
Además, el Papa ha propuesto en la audiencia general una tarea para todos: aprender o recordar la fecha de bautismo, ya que “es la fecha del re-nacimiento, es la fecha de la luz, que es la fecha en la que –permitidme esta palabra- hemos sido contaminado por la luz de Cristo”, ha aclarado el Santo Padre.

“Ser luz de Cristo para los demás, siendo portadores de la vida nueva recibida en el bautismo, para que los que sufren puedan percibir a través de nuestro testimonio de vida la claridad de la esperanza en Cristo”.
Francisco
Papa

A %d blogueros les gusta esto: