Noticias en desarrollo

Mi llamado vocacional

Mi llamado vocacional Kenia Cruz\ Caminante de II año Proyecto Vocacional Ad Gente Comunicaciones OMP-A El Proyecto Vocacional Misionero Ad Gentes, realizó recientemente el retiro de Espiritualidad “Mi llamado Vocacional”, con el propósito de profundizar en un encuentro más personal con el Señor, he ir descubriendo nuestra verdadera vocación, al tener esa escucha para poder discernir en ese gran llamado.


Con la gracia de Dios este evento se llevó a cabo en la casa (IELIM) Instituto de Espiritualidad y Liderazgo Misionero de las OMP-A, con la participación de los formadores y caminantes del Proyecto Vocacional de las diócesis de Choluteca, Olancho, Tegucigalpa y de Juventud sin Fronteras de la Arquidiócesis con el objetivo de reflexionar sobre lo que nos motivó a servir y formar parte de esa gran familia misionera, resaltando temas como: las influencias de las misiones en la familia, y qué papel juegan cuando uno de sus miembros está dispuesto a servir al Señor.
Fue muy enriquecedor; y lo más bello que se encuentra en todo retiro de espiritualidad, la adoración al Santísimo, donde cada quien en silencio le presentaba al Señor sus anhelos, ansiedades, preocupaciones, alegrías, dirección para tener ese discernimiento de escucha, por las diferentes vocaciones en todo el mundo; tener ese encuentro con Jesús sacramentado es lo más emocionante ya que se siente la presencia del Señor, un encuentro de oración con quien sabemos nos ama; así lo decía Santa Teresa de Jesús, un encuentro sagrado donde se sale renovado, para continuar con esta gran misión que el Señor nos está encomendando.
Como en todo retiro no puede faltar lo esencial, la Eucaristía celebrada por el director de las OMP-A padre. Jorge Castillo; en su homilía nos motiva a servir y estar atentos a la escucha, a tener un corazón dispuesto para salir al encuentro con Jesús llegando a los más necesitados, alejados donde no conocen la Buena Nueva.
Fue un retiro lleno de sorpresas, como ser el testimonio de dos hermanas Fanny Moradel y Angie Linares que realizan misión en Filipinas y de Juan Ramon Moncada en Kenia estos jóvenes se encontraban de vacaciones y les agradecemos el regalarnos un poco de tiempo para compartir sus experiencias de vivencia; como ellos dejaron todo por ir más allá de las fronteras, ver sus rostros alegres, con dinamismo fue algo motivante ; pero que todo misionero debe tener claro que en el camino nos vamos a encontrar con espinas ; pero que no estamos solos que Jesús camina con nosotros, y cabe resaltar la interrogante del hermano Juan Ramón Sánchez: ¿Qué es lo que realmente me hace feliz? Porque la verdadera vocación es aquella donde obtenemos la felicidad plena, y así fue culminando nuestro gran retiro espiritual con los testimonios de estos grandes misioneros/as que reflejan en sus rostros lo que hacen por amor, para agradar a nuestro Señor Jesucristo; quienes nos invitaban a ser sensibles a la necesidad del otro, a vivir cada proceso de formación, y a prepararnos humanamente para que así nuestro testimonio sirva a los nuevos cristianos y alejados; pero sobre todo nos motivan a la perseverancia.
Gracias al Señor por este retiro de espiritualidad.

El dato
Experiencia
Fue un retiro lleno de sorpresas, como ser el testimonio de dos hermanas Fanny Moradel y Angie Linares que realizan misión en Filipinas y de Juan Ramon Moncada en Kenia estos jóvenes se encontraban de vacaciones y les agradecemos el regalarnos un poco de tiempo para compartir sus experiencias de vivencia.

A %d blogueros les gusta esto: