Noticias en desarrollo

Hondureños privilegiados conla presencia de la Sábana Santa

Hondureños privilegiados conla presencia de la Sábana Santa Por: Padre Javier Velásquez El próximo 14 al 27 de agosto inicia en Honduras un tiempo por excelencia de recogimiento y educación en la fe, y es que tendremos el privilegio de poder conocer y contemplar a profundidad la genuinidad de una de las mayores evidencias de la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.


Gracias a la iniciativa de empresarios comprometidos en conjunto con la Iglesia de Honduras tendremos en nuestro país la réplica de la Sabana Santa, primero en San Pedro Sula y días después en la Basílica de Nuestra Señora de Suyapa.
¿Sabemos realmente en detalle todo lo relacionado a la Síndone de Turín? Desde hoy iniciaremos un recorrido en la historia y pondremos en contexto cada detalle, para que el día de que esté ante tan esplendorosa evidencia quede maravillado de una muestra tangible del amor de Dios para la humanidad, esté preparado.
Inicio contándoles que La Sábana Santa mide 4 metros y 42 centímetros de largo por 1 metro 13 centímetros de ancho. Está compuesta por dos piezas cosidas a lo largo. Tiene un color parduzco característico y está hecha de lino.
El experto en textiles el profesor Raes determinó que la forma de entrelazar los hilos es llamada “sarga” o “espina de pescado”, es la propia de unos telares que dejaron de funcionar por ejemplo en Antinóopolis (Egipto) en el siglo IV. Es decir, estamos ante una tela muy antigua.
1898 fue un año muy importante porque por vez primera la Sábana fue fotografiada. El encargado de hacerlo fue Secondo Pia, un abogado turinés aficionado al entonces nuevo arte fotográfico. Él mismo relata que cuando reveló las fotografías en su estudio quedó sobrecogido, porque era en el negativo fotográfico, donde se observaba con perfecta nitidez la imagen delantera y trasera de un Hombre de particular belleza, cuyo Rostro sereno contrastaba enormemente con las huellas de las torturas.
En 1931 y 1933, un fotógrafo profesional, Giuseppe Enrié, bajo la tutela de diversos peritos, tomó nuevas fotografías, más detalladas, y confirmó que lo que Secondo Pia había observado tres décadas atrás: el negativo de las fotos era el lugar idóneo para observar la imagen.
Así comenzó una serie de estudios a las que fue sometida la Sábana Santa. No obstante, fue durante el mes de octubre de 1978 cuando un equipo multidisciplinar de científicos denominado S.T.U.R.P. (siglas en inglés de Shroud of Turín Research Project) la analizaron con los instrumentos más avanzados del momento. Algunos de sus resultados: Varón de unos 30 años. Caucásico. Mide entre 1’81 y 1’86 de estatura (la medida varía a causa de los pliegues de la tela). 99 centímetros de torso. 82 centímetros desde el hombro a la punta de los dedos de la mano. 94 centímetros de piernas. 176 libras. En resumen, un cuerpo humano atlético perfecto y de particular belleza.
La Sábana Santa es un reto a la inteligencia, en palabras de San Juan Pablo II. Terminó animando a aceptar este reto y acudir a la exposición que se tendrá en Tegucigalpa y San Pedro Sula.

A %d blogueros les gusta esto: