Diócesis Santa Rosa de Copán

“Bodas de Plata” en el Seminario Menor Santiago Apóstol

“Bodas de Plata” en el Seminario Menor Santiago Apóstol
Entre otras actividades se realizó el rosario de la aurora con las familias, alborada con cantos espirituales, Eucaristía, juegos tradicionales y música de marimba.

Texto y fotos: Redacción central
redaccion@semanariofides.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Veinticinco años de cultivar las vocaciones sacerdotales en los jóvenes de la diócesis de San Pedro Sula. Actualmente son 18 seminaristas los que están dando sus primeros pasos para ofrecer su vida al Señor. De la mano del rector padre Javier Santos y del padre Henry Asterio Rodríguez, Asesor de la Pastoral Vocacional, ellos se preparan para pasar a formar parte de la comunidad de seminario mayor de Tegucigalpa.
El padre Javier dijo que los jóvenes con inquietudes vocacionales y los seminaristas internos compartieron con su familia en este encuentro que pretende fortalecer los lazos de amistad entre las familias de los seminaristas, además de motivarles y hacerles conciencia, planteándoles claramente lo que es la vida sacerdotal.
El padre Henry Asterio Rodríguez, asesor de la Pastoral Vocacional dijo que en 25 años esta casa ha acompañado a más 300 jóvenes, pues su objetivo acompañar jóvenes que aún no tienen la madurez para llegar al seminario mayor pero que a temprana edad ya sienten esa inquietud del sacerdocio. Nos sentimos muy felices de dar a conocer el trabajo que ha hecho el seminario, las vocaciones han aumentado fruto de una labor vocacional en el país.
Parte del compartir fue orar en familia, una cena, dinámicas grupales, testimonios y cantos vocacionales. Por la noche los seminaristas compartieron en una noche típica hondureña. Entre otras actividades se realizó el rosario de la aurora con las familias, alborada con cantos espirituales, Eucaristía, juegos tradicionales y música de marimba.
Colegios de inspiración católica visitaron las instalaciones del seminario, los jóvenes de noveno, décimo y último año de educación media realizaron un recorrido y conocieron el lugar. Los seminaristas ofrecieron datos sobre la vida de los seminaristas, también se dieron testimonios de sacerdotes egresados, las hermanas de la Sagrada Familia compartieron su testimonio.
En el auditorio central se ofreció además la presentación de una reseña histórica del seminario. Un día lleno de sorpresas para todos los presentes. El instituto Tecnológico Sampedrano realizó la presentación de su banda de guerra, mimos, juegos de ping pong, ajedrez dameros, además hubo venta de comidas, presentaciones de danzas folklóricas, garífunas, mariachis etc.

DÍA DEL ANIVERSARIO La festividad de aniversario concluyó con una solemne Eucaristía que ofició Monseñor Ángel Garachana ante los seminaristas y bienhechores.
El obispo al ser entrevistado dijo “me siento contento, porque cuando vine de sacerdote hace 45 años, Monseñor Jaime Brufau andaba con la ilusión de tener el seminario, lo consiguió y quien iba a decir que yo iba a ser su sucesor como obispo y que iba a estar celebrando los 25 años del seminario, pero así son los caminos del Señor”. “Amo el Seminario Menor, creo que es un ámbito de educación para los jóvenes, es una oportunidad para crecer humanamente, cristianamente, discernir y formarse para el ministerio si realmente siente que esa es su vocación”.
Después de la misa todos los presentes compartieron de bocadillos, refrescos y una velada artística con un recital de música Sacra de la Orquesta Filarmónica de San Pedro Sula.

RESEÑA HISTÓRICA La idea de construcción de esta gran obra, se atribuye especialmente a monseñor Jaime Brufau y al padre Julián María Hernández con la colaboración económica tanto de España, como de un matrimonio extranjero muy comprometido con la Iglesia, reconociendo también la colaboración local de muchos de nuestros laicos que siempre están colaborando con el Seminario.
El actual edificio donde funciona el Seminario Menor empezó a construirse en el año 1990 y se inauguró el 29 de junio de 1992. Los orígenes de la pequeña comunidad del Seminario Menor, seminaristas y rector, se remonta a la presencia de dos sacerdotes: padre Vicente Peris y padre Julián María que vinieron de España a colaborar con el padre Manuel Soria, quien estaba fundando una congregación de sacerdotes misioneros de la caridad; éste último ya tenía un pequeño grupo en formación. Al morir el padre Manuel Soria, la obra continuó dirigida por los dos sacerdotes, antes mencionados, en una casa alquilada en el Barrio Morazán de San Pedro Sula.
Con el tiempo por discrepancias entre los sacerdotes, el grupo se dividió, quedándose unos con el padre Vicente para continuar la obra, y otros se vinieron con el padre Julián para formar lo que sería la pequeña comunidad del Seminario Menor. Cuando se instalaron formalmente, el Padre Julián quedó como responsable rector. Quien desempeñó este cargo hasta el año 1997 por motivos de enfermedad. Lo sustituyó en su cargo el padre Edwing Guardado, sacerdote diocesano hondureño, desde el año 1998 hasta el año 2002. Durante este período se llegó a tener hasta 32 seminaristas entre básico y bachillerato. Se hicieron importantes remodelaciones al edificio, entre ellas sobresalen: la capilla, la biblioteca y salas de estudio, se construyó y se amuebló el centro de promoción vocacional, se remodeló la cancha de futbol, entre otras.

CLAVES
Antigüedad
El edificio donde funciona el Seminario Menor empezó a construirse en el año 1990 y se inauguró el 29 de junio de 1992.
Estructura
Se han hecho importantes remodelaciones al edificio, entre ellas sobresalen: la capilla, la biblioteca y salas de estudio, se construyó y se amuebló el centro de promoción vocacional.
Educación
En 25 años esta casa ha acompañado a más 300 jóvenes, pues su objetivo acompañar jóvenes que aún no tienen la madurez para llegar al seminario mayor.