Noticias

Víctimas de trata en Honduras oscilan entre 12 y 17 años

Víctimas de trata en Honduras oscilan entre 12 y 17 años En Honduras en el 2012, se aprobó la Ley Contra la Trata de Personas, que sanciona el delito con una pena de hasta 22.5 años de reclusión. Texto y fotos: Delfina Janeth Lagos dlagos@semanariofides.com Síguenos en www.fidesdiariodigital.com Una de las mayores expresiones de trata de personas en Honduras es la explotación sexual comercial de niñas y niños, sólo en el 2016 se registraron como denuncias 73 casos de los cuales la gran mayoría eran niñas.


A inicios de la década pasada Casa Alianza mencionaba que existían más de 10,000 niñas y niños que estaban atrapadas en redes de las personas que se dedican a la explotación infantil, ya sea usados como turismo sexual o la producción de pornografía infantil.
Ante esta realidad donde no se estima una cifra exacta de las estadísticas de trata de personas en Honduras, ya que muchos no se atreven a denunciar esta realidad, La Coordinadora de Instituciones Privadas pro las niñas, niños, adolescentes, Jóvenes y sus Derechos (Coiproden) realizó el lanzamiento de la campaña “denuncia la trata de eso se trata”

OBJETIVO La campaña tiene como fin informar, concientizar y sobre todo incentivar a un mecanismo de denuncia como método de prevención y protección a niñas, niños, jóvenes y tomadores de decisiones en Honduras. En el marco de la campaña se llevó a cabo la firma de convenio entre Coiproden y el Sistema Nacional de Emergencia 911, esto para fortalecer el sistema de denuncia en casos de explotación sexual infantil.
Wilmer Vásquez, de la Red Coiproden, detalló que los menores de 18 años de edad es la población más vulnerable a esta realidad de Trata de Personas. Cabe mencionar que en Honduras este delito se castiga con una pena de hasta 22.5 años de reclusión, más la inhabilitación absoluta por el doble del tiempo que dure la reclusión y multa de 150 a 200 salarios mínimos.

El dato
La Trata de Personas
Es un delito que se caracteriza por el traslado al interior o fuera del país de una persona con fines explotación que puede ser sexual, laboral, mendicidad ajena, matrimonio servil, entre otros, sin importar el género, edad o lugar de origen de las potenciales víctimas.

A %d blogueros les gusta esto: