Noticias

Se gradúa primera promocióndel Diplomado en Teología

Se gradúa primera promocióndel Diplomado en Teología “Nuestros ojos son los del alma y necesitan prepararse para ver el rostro maravilloso de Jesús. Hay que “preparar el oído para poder sentir las cosas bellas, las palabras bellas. Y principalmente preparar el corazón para amar más” Papa Francisco.


Texto y Foto: Héctor Espinal
heroes207@yahoo.es
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Con éxito culminó la graduación de la primera promoción del diplomado en Teología en la Universidad Católica Campus Choluteca, entre los 17 graduados están delegados, catequistas y religiosas quienes con mucha entrega y dedicación permanecieron en las aulas durante un año consecutivo para formarse y así poder compartir sus conocimientos en sus comunidades.
Monseñor Guido Charbonneau, Obispo de Choluteca, celebró una misa, junto a las autoridades de la universidad Católica y varios sacerdotes de los cuales la mayoría de ellos fueron los catedráticos responsables de estar compartiendo sus conocimientos a estos 17 alumnos que ahora tienen en sus manos el diploma que los certifica que han culminado el diplomado en teología.
El padre Florentino Gonzales quien es el párroco de Catedral, se manifestó muy alegre al saber que seis de los graduados son de su parroquia y la mayoría son Delegados de la Palabra de Dios, que hace un año decidieron formarse y así contribuir con su gente y sus comunidades.

Papa Francisco Recordando el mensaje del papa Francisco en su homilía en una de las misas en la capilla de la residencia Santa Marta en el año 2013 que decía: “No se turbe vuestro corazón. Tengan fe en Dios y tengan fe en mí. En la casa del Padre hay muchas moradas. (…) y del lugar a donde yo voy conocen la vía”.
“Estas palabras de Jesús –comentó el pontífice- son justamente palabras hermosas. En un momento de despedida, Jesús les habla a sus discípulos desde el corazón. Él sabe que sus discípulos están tristes porque se dan cuenta de que la cosa no va bien”. Entonces Jesús les da coraje, les tranquiliza, les abre un horizonte de esperanza”.
Y el Papa se interroga: “¿De qué comienza a hablar Jesús? Del cielo, de la patria definitiva”.
Y para ello como un arquitecto indica lo que va a hacer: va a prepararles un lugar.
¿Por qué esta preparación? ¿Cómo sucede? ¿Se trata de alquilar una habitación allí arriba? Y Francisco explica que preparar el lugar significa “preparar nuestra posibilidad de gozar, de ver, de sentir, de entender la belleza de lo que nos esperamos, de aquella patria hacia la cual nosotros caminamos”. “Toda la vida cristiana –prosiguió el Papa- es un trabajo de Jesús, del Espíritu Santo para prepararnos un lugar, prepararnos los ojos para poder ver”.
Alguien podría objetar, dijo: “¡pero padre, yo veo bien, no necesito gafas”. Y el Papa recordó que personas con cataratas cuando se hacen operar, después dicen: “¡Nunca creí que se pudiera ver así de bien sin gafas!”.
Nuestros ojos son los del alma y necesitan prepararse para ver el rostro maravilloso de Jesús. Hay que “preparar el oído para poder sentir las cosas bellas, las palabras bellas. Y principalmente preparar el corazón para amar más”, dijo.
Porque en el camino de la vida –indicó el Santo Padre– el Señor hace esto valiéndose de las pruebas, las consolaciones, tribulaciones, y con todas las cosas buenas. Todo el camino de la vida es un camino de preparación.

A %d blogueros les gusta esto: