Noticias en desarrollo

Philip Mulryne: De estrella del futbol a sacerdote

Philip Mulryne: De estrella del futbol a sacerdote Jugador Norwich City, estrella de la selección de Irlanda del Norte, ganador de Muchos títulos con Manchester United, tras su retiro de las canchas opto por tomar el camino de la fe.

Philip como le llaman sus compañeros fue ordenado sacerdote de la orden dominicana de la iglesia católica. El ex deportista decidió alejarse de los flashes, de la fama y del dinero para dedicar su vida a la religión. Su cambio ha sido radical: el voto de pobreza también es parte de su nuevo camino.

Cuando tenía 14 años, en su Belfast natal, Mulryne jugaba para el equipo de fútbol de su parroquia. Allí fue descubierto por un enviado del Manchester United, quien lo invitó a hacer una prueba para “Los Diablos Rojos”. El joven quedó y, tiempo más tarde, firmó su primer contrato para hacer su debut como profesional en 1997.

Pero el mediocampista estaba relegado por grandes figuras de aquel tiempo como David Beckham, Paul Scholes, Andy Cole y Ole Gunnar Solskjaer. Debido a la gran cantidad de estrellas que tenía el United, no pudo tener continuidad y fue transferido al Norwich City.

Sus buenas actuaciones le valieron la convocatoria a la Selección mayor de Irlanda del Norte, donde jugó 27 partidos y marcó tres goles. Sobre el final de su carrera, pasó por otros equipos como Cardiff City, Leyton Orient y King’s Lynn. En su mejor momento, llegó a firmar contratos por 600 mil libras al año.

Tras retirarse en el 2009, a los 31 años, Mulryne comenzó su camino religioso. Ingresó en el seminario de San Malaquías en Belfast y estudió filosofía. Luego, se trasladó al Pontificio Colegio Irlandés, en Roma, para formarse en teología. Fue en ese momento cuando decidió dedicarse por entero a lo espiritual y se se unió a los dominicanos. Tras años de estudio, fue ordenado sacerdote en una misa multitudinaria.

Una Historia que marca la pauta de futbolistas importantes del mundo del futbol, este deportista decidió abandonar su carrera ya sea como jugador o tras el retiro dedicarse a entrenador, este Irlandés tomo un camino espiritual que marcó su vida para siempre.

A %d blogueros les gusta esto: