Destacado

La violencia azota centros educativos en todo el país

La violencia azota centros educativos en todo el país
Asaltos, extorsiones y secuestros que terminan en asesinatos, es a lo que se exponen los estudiantes.
Texto y fotos: Lilian Flores
liflores@semanariofides.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
La educación desde siempre ha sido un principio fundamental en la vida del ser humano, porque implica una concienciación cultural y conductual, sin embargo en los últimos años esta realidad se ha visto opacada ante las situaciones de violencia e inseguridad que se vive en los centros educativos.
En los últimos años el comportamiento de los estudiantes ha dado un giro trascendental, debido a los escenarios del entorno en donde viven, muchos sufren maltrato intrafamiliar, abandono, abusos sexuales, y la manera de manifestarse en los centros es a través del bullying, sumado a esto también se da la presencia de maras y del crimen organizado. Esos factores han puesto en la cuerda floja a varios institutos, los grupos delictivos han sembrado el terror mediante hostigamiento y violencia.

REALIDAD La ministra de Educación Rutilia Calderón, manifestó la importancia de entender la situación que aqueja a la educación hondureña: “la violencia no es la única problemática que se vive en los centros educativos, también hay acoso sexual, la mayoría de veces de los maestros hacia los alumnos, pero también hay de alumnos hacia maestros y últimamente hemos encontrado otras formas de violencia vinculadas a formas de violencia social como ser estudiantes y en algunos casos maestros y directores vinculados con crimen organizado, con narcotráfico, centros educativos que se convierten en territorio de disputa entre maras y pandillas”.
Aseguró que se está haciendo todo lo posible para resolver algunas de estas irregularidades, “estas situaciones no se van a superar de un día para otro, tenemos que entender que la superación del problema, es de mediano y largo plazo con estrategias integrales y una adecuada participación y coordinación de los diferentes sectores y actores”.
Asimismo dijo que La Secretaria de Educación ya está casi lista con una estrategia institucional de prevención, protección, reducción y control de violencia en los centros educativos de Honduras, “de manera que esta estrategia sea el hilo conductor de las acciones institucionales, pero también de las acciones de otros trabajos del Estado, de la sociedad civil, las comunidades, las familias, la cooperación internacional realice de manera que integremos, sumemos y nos complementemos. Hay evidencias que si trabajamos juntos las posibilidades de tener impacto es más alta que si seguimos trabajando dispersos”.

PREOCUPACIÓN Por el momento, los jóvenes son las principales víctimas de la violencia, en la actualidad el clamor de seguridad sigue a la espera de respuestas del gobierno hondureño que ha centralizado todos los problemas ofreciendo la militarización como salida de emergencia. Sin embargo, para los estudiantes esto no es suficiente pues muchos, a raíz de los acontecimientos que se ha registrado en los últimos meses, dicen sentir temor de que algo les pase.
Recordarán al Instituto Saúl Zelaya Jiménez, que el año pasado se vio envuelto en actos de violencia, amenazas e inseguridad por parte de antisociales que atemorizaron a estudiantes y docentes, según Hernán Fuentes Director del instituto, este año todo ha estado en la normalidad, aunque con menos alumnos porque después de tener 2300 alumnos ahora sólo tienen 1700 estudiantes en las tres jornadas, pues los padres por la seguridad de sus hijos mejor los trasladaron a otros colegios.
Al igual se quejó por no contar con la seguridad de parte del estado y han tenido que hacer uso de la policía militar quienes resguardan la zona desde el año pasado, “nosotros hacemos lo normal para mantener la disciplina apoyados de consejería, orientación, que incluso en esas áreas necesitamos personal, se jubilaron tres consejeros y no los han nombrado, es bien difícil la situación pero hacemos lo posible para salir adelante, se dan las indisciplinas normales, pero no hay problemas de enfrentamientos de maras y la inseguridad existen en los alrededores de la institución porque es una zona caliente, sin embargo también ahí hay policía militar y preventiva sobre todo en las horas que salen los muchachos”.
Abordamos a uno de los estudiantes que por razones de seguridad omitimos su nombre quien nos manifestó “comparado al año pasado las cosas están tranquilas, sin embargo siempre hay unos grupitos de alumnos que se tiran de mareros y lo amenazan a uno y los militares sólo andan paseando en los alrededores y no hacen nada”

NORMALIDAD El Instituto Mixto Hibueras por estar ubicado en la zona del mercado pareciera que es un centro conflictivo o que corren riesgos los estudiantes y docentes pero la directora Lizeth Navarro dijo que es un lugar muy sano y que los estudiantes son muy portados, “a pasar de que estamos ubicados en esta zona no hemos tenido problemas como otros institutos, internamente tratamos de dar seguridad, orientar y cuidar a los jóvenes, ese es el papel de un orientador, no hemos tenido problemas de disciplina, ningún estudiante le falta el respeto a su profesor, Hibueras es disciplinado, no tenemos temor de salir con los estudiantes cuando nos invitan algún lugar porque sabemos que ellos no nos harán quedar mal”.
Sin embargo manifestó que la preocupación que aqueja a la institución es la indiferencia que tienen los padres de familia ante el proceso de aprendizaje de sus hijos, “este problema no sólo en este instituto, es a nivel nacional, el estudiante no es un objeto es un sujeto pensante por eso necesita que se le acompañe, pero la indiferencia de los padres de familia recae en nosotros como docentes, porque muchos jóvenes no traen tareas y eso afecta en el rendimiento académico”.

ALTERNATIVA Como parte del aporte que necesita la educación de Honduras recientemente Fe y Alegría Honduras realizó el II Congreso Centroamericano de Educación “Educar en contextos de violencia” con el propósito de abordar temas de actualidad que están afectando la educación a nivel nacional. En este encuentro participaron la Ministra de Educación de Honduras Rutilia Calderón, así como también el Coordinador de la Federación Internacional Fe y Alegría, el padre Carlos Fritzen, el Coordinador de Fe y Alegría Centroamérica, padre Miquel Cortes, y Ex-Funcionarios públicos de Honduras y el Istmo Centroamericano, diplomáticos, equipos de educación de las Fe y Alegría de la región Centroamericana y redes de organizaciones vinculadas a esta temática.
Durante el encuentro se desarrollaron varias ponencias y se revelaron distintas miradas de la realidad educativa, sociopolítica y económica del contexto centroamericano, también hubo espacios para compartir experiencias significativas de educación en contextos de violencia desde distintos actores y distintas realidades.

El dato
Aporte
El problema que se vive en los centros educativos es complejo, la ministra aseguró que no basta con capacitaciones de dos días, y que se está organizando con el Instituto Universitario en Democracia Paz y Seguridad (IUDPAS) dos diplomados, uno dirigido a orientadores y consejeros y el otro dirigido a maestros. Se pretende dar inicio la primera quincena de agosto en Tegucigalpa y San Pedro Sula.

Opiniones
Hernán Fuentes
Director Saúl Zelaya Jiménez
“No contamos con seguridad de parte del estado, hacemos uso de la policía militar quienes resguardan la zona, mantenemos la disciplina apoyados de consejería, orientación, incluso en esas áreas se jubilaron tres consejeros y no los han nombrado”.

Lizeth Navarro
Directora Hibueras
“Aunque el colegio está ubicado en la zona del mercado es un lugar muy sano, los estudiantes son muy portados, pero nos preocupa la indiferencia que tienen los padres de familia ante el proceso de aprendizaje de sus hijos”.

LAS CLAVES
Peligro
Entre los centros educativos más peligrosos se encuentran; Instituto Técnico Luis Bográn, Instituto Jesús Aguilar Paz, Instituto Mixto Hibueras, Instituto Central y el Instituto Raúl Zelaya Jiménez.

Responsables
Según las autoridades, algunos estudiantes serían responsables del narcomenudeo, extorsión, asimismo serían culpables de hacerle bullying a sus propios compañeros en las aulas de clase.

Terrorismo
La violencia se ha extendido a todos los sectores de la sociedad, incluso al educativo, extorsiones, asaltos, secuestros y hasta asesinatos han llegado al seno de las instituciones de educación.

Preocupación
El Observatorio de la Violencia de la UNAH da a conocer, que el 50.1% de los estudiantes asesinados en los últimos cuatro años, pertenecen al sistema educativo público, del nivel medio.

Invasión
40 centros educativos en Honduras presentan índices de violencia por la infiltración de las maras, el crimen organizado y el narcotráfico. Tegucigalpa, San Pedro Sula y La Ceiba