Noticias en desarrollo

Pastoral Penitenciaria denuncia problemas en las cárceles

Pastoral Penitenciaria denuncia problemas en las cárceles En Honduras, existen 28 centros penales, con más 17 mil privados de libertad. Los agentes penitenciarios que realizan esta obra de misericordia en estos recintos son alrededor de 200 personas en su mayoría de la tercera edad.


Eddy Romero
emromero@unicah.edu
Fotos Francisco Pérez
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Un urgente llamado para que la Secretaría de Salud tomé acciones en el Centro Penal de Juticalpa por la proliferación de tuberculosis, VHI y demencia entre otras enfermedades, denunciaron varios agentes de Pastoral Penitenciaria en el segundo encuentro de esta comisión nacional que ahora rectora monseñor Ángel Garachana, obispo de San Pedro Sula celebrado en Tela, Atlántida.
Esto se expresó a través de los informes de los representantes de la Pastoral Penitenciaria de cada centro penal. Explicaron la labor dentro de las cárceles de Honduras, en donde la Iglesia lleva la Eucaristía, celebraciones de la Palabra, catequesis para realizar los sacramentos y en algunas ocasiones se colabora con material para educación, la salud y apoyo legal en algunos casos.
También los agentes de pastoral exteriorizaron su preocupación por la corrupción que el Estado aún no puede disminuir, la mora judicial, la falta de apoyo para la educación dentro de los centros penitenciarios y el hacinamiento que se viven en muchos de estas cárceles.

DESARROLLO La jornada inició con una convivencia en el centro penal de Tela, donde los participantes de este encuentro nacional compartieron con los privados de libertad. Posteriormente en el salón de las hermanas dominicas de esta ciudad, monseñor Garachana impartió un tema sobre los documentos papales sobre el derecho penal.
Entre los documentos que citó monseñor Garachana está la carta del papa Francisco a los participantes del XIX Congreso Internacional de la Asociación Internacional Derecho Penal y del III Congreso de la Asociación Latinoamericana de Derecho Penal. Así como el discurso del Papa a una delegación de la Asociación Internacional de Derecho Penal y una carta al presidente de la Comisión Internacional Contra la Pena de Muerte.
En siguiente día, rezaron laudes, escucharon la participación de Cáritas Honduras, que presentó un análisis de la situación actual de las cárceles y hubo un tema de formación por el padre Agustín Lara, responsable de la Pastoral Penitenciaria en Tegucigalpa.

Misericordia y liberación
Monseñor Ángel Garachana, presidente de la Conferencia Episcopal y obispo encargado de la Comisión Nacional de Pastoral Penitenciaria dijo que “la Iglesia está realizando una gran labor en los centros penales, pero tenía que haber mucha más participación de los fieles católicos, parece que muchos tienen miedo de trabajar en las cárceles, les animo a que participen en esta pastoral, la llamo, pastoral de la misericordia y de la liberación. Es algo hermosísimo, ser testigo de la misericordia del Señor en esos corazones heridos, personas que han podido dañar a otros, pero que también son objeto del perdón de Dios y liberación, una hermosa pastoral. Por otra parte, está la responsabilidad del gobierno y allí si toca hacer un trabajo enorme para transformar todo el sistema penitenciario, de manera que ante todo, sea un sistema que rehabilita a todos aquellos que quieran rehabilitarse. El obispo sampedrano fue el que organizó esta comisión nacional y ya la había dirigido.

Aprovechen el tiempo, procuren un cambio de vida y a no volver a las “malas andadas” sino a salir de la cárcel convertidos y ser testimonio al volver a sus comunidades como personas diferentes”.
Ángel Garachana / Obispo de San Pedro Sula

A %d blogueros les gusta esto: