Danli Diócesis

Intensa capacitación reciben los catequistas de Danlí

Intensa capacitación reciben los catequistas de Danlí
Asistieron representantes de las diferentes zonas que forman la Parroquia, acción digna de admirar puesto que muchos venían desde zonas alejadas y apartadas de la ciudad.
Texto y fotos: Ethel Sosa
redaccion@semanariofides.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Los catequistas de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, de la Diócesis de Danlí, tomando la invitación de Monseñor José Antonio Canales de permanecer en constante formación se reunieron en la ciudad de Danlí para recibir un mensaje de aliento, esperanza y de ánimo para continuar prestando su servicio de la mejor manera dentro de la Iglesia.
Asistieron representantes de las diferentes zonas que forman la Parroquia, acción digna de admirar puesto que muchos venían desde zonas alejadas y apartadas de la ciudad, pero con la disposición y la alegría de recibir el mensaje de Dios y la satisfacción de ser como siempre bien recibidos con el cariño y la entrega que caracteriza a la parroquia.
Entre los invitados para dar la formación estuvieron el adre Rogelio Hernández, coordinador de la catequesis a nivel diocesano, quien inicio la jornada con una Eucaristía, también Marcial Oyuela, catequista de la Parroquia Inmaculada Concepción. Además Sor Luz Marina Hinestrosa y Sor Wanderli Bernadete, quienes siempre apoyan la catequesis y a quienes encontramos siempre con una sonrisa y un rotundo sí cuando les necesitamos.
Entre los temas que se abordaron resaltan: Apartados del Directorio de La Catequesis haciendo énfasis en la necesidad de la formación permanente del catequista, la finalidad y las dimensiones de la catequesis, otros temas como el liderazgo y sobre el llamado para ser catequesis, recordándonos así que hemos sido llamados para servir y evangelizar.
Sor Wanderli nos hizo recordar que como agentes dentro de la Iglesia somos llamados a aceptarnos y respetarnos los unos a los otros con las fortalezas y debilidades que nos hacen seres diferentes y especiales, por su parte el padre Rogelio dejó claro que no hemos sido nosotros los que elegimos a Cristo sino que ha sido Cristo quien nos eligió para servir con y por amor, dando lo mejor de nosotros para nuestra iglesia.
El fin de la semana de formación se pudo gozar y disfrutar de dinamismo, solidaridad, palabra de Dios y la participación de todos los presentes, involucrándonos todos en un solo pensar, sentir y hacer, grato fue ver como catequistas pese a su edad y otras limitantes se incorporaban y participaban de cada tema, dinámica y juego que los charlistas ofrecían, dejando ver así que la juventud no es edad sino corazón y pensamiento.