Kairos Misionero

El catequista en territorios de misión

El catequista en territorios de misión
Elvety Marisol Flores Serrano
Comunicaciones OMP-A
emar_sol23@hotmail.com
Medios de Comunicación OMP-A
Las catequesis están al servicio del crecimiento de la misión. tiene un rol fundamental el primer anuncio centro de la actividad evangelizadora y de todo intento de renovación eclesial.

El primer anuncio es trinitario, es el fuego del Espíritu Santo que nos hace creer en Jesucristo, que murió y resucito, para fortalecernos y liberarnos; la profundización del kerygma, tarea catequística que permite comprender adecuadamente el sentido de cualquier tema que se desarrolle. demanda ciertas características, expresando el amor salvífico de Dios mediante la verdad, libertad, alegría, estímulo, vitalidad, y una integralidad armoniosa, defendiendo el anuncio mediante el diálogo, paciencia y acogida cordial; la catequesis, es una iniciación formativa donde interviene toda la comunidad renovada valorando los signos litúrgicos de la iniciación cristiana. El encuentro catequístico es el anuncio de la Palabra en un camino comunitario de escucha y respuesta que debe anunciar, creer y seguir a Cristo, capaz de colmar la vida de un nuevo resplandor con gozo profundo, aun en medio de las tribulaciones, llegando al corazón humano haciendo resplandecer la verdad y la bondad del Resucitado, el Hijo hecho hombre, revelación de la infinita belleza, es sumamente amable, y nos atrae hacia sí con lazos de amor, es necesario que la formación se inserte en la transmisión de la fe que cada Iglesia particular aliente su tarea evangelizadora invitando a crecer y vernos como alegres mensajeros de propuestas superadoras, custodios del bien y la belleza que resplandecen en una vida fiel al Evangelio. Los misioneros mediante la instrucción religiosa, preparación a los sacramentos, promoción de la oración y de las obras de caridad ayudan a los bautizados a crecer en el fervor de la vida cristiana. Donde los sacerdotes son escasos, a ellos es encomendada la guía pastoral de las pequeñas comunidades lejanas del centro; sosteniendo duras pruebas y dolorosas privaciones, están llamados a testimoniar.
¡Verdaderamente los catequistas son un honor de la Iglesia misionera! Es un laico especialmente encargado por la Iglesia, según las necesidades locales, para hacer conocer, amar y seguir a Cristo; es el nuevo impulso dado a la misión ad gentes (RM) mediante una dimensión Trinitaria, como la salvación y la misión universal; Tomando una actitud interior en el amor del Padre, para que todos los hombres lleguen a conocer la verdad y se salven. viviendo en comunión con Cristo, compartiendo los mismos sentimientos, dejándose plasmar por el Espíritu, transformándose en testigos valientes, mediante el anuncio del Evangelio a los alejados y que no lo conocen. Si los misioneros están presentes con los catequistas podrán: sostener, formar y preparar al pueblo cristiano a recibir los sacramentos responsabilizándose de la animación de la vida cristiana en sus pueblos o en sus barrios por medio de anunciar la Palabra (RM 87) a las nuevas comunidades cristianas poniendo los dones de nuestra vocación, con la que Cristo nos llama y elegí de entre los otros hombres y mujeres, para ser instrumentos de su salvación.