Arquidiócesis

Confirmandos están llamados a ser valientes

Confirmandos están llamados a ser valientes
“Jóvenes no le pongan obstáculo al Espíritu Santo, dejen que Él actué en sus vidas, ya no son niños en la fe, ahora son jóvenes en la fe y les toca volar solos” Cardenal Rodríguez.
Texto y fotos: Lilian Flores
liflores@semanariofides.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Después de una larga formación catequética un grupo de 35 jóvenes y adultos de la parroquia Santo Domingo Savio recibieron de manos del cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga el Sacramento de la Confirmación, lo acompañaron los sacerdotes Juan Ángel López, David Morales, Emigdio Duarte, Jonathan Fúnez y tres sacerdotes estadounidenses de la Arquidiócesis de Washington quienes están de visita en nuestro país.
El entusiasmo y la inquietud de saber que el momento que tanto esperaban estaba a la puerta se apoderaron de los confirmandos, quienes ubicados en las primeras bancas teniendo a sus padrinos al lado atentos escucharon las palabras de su Eminencia que los motivó a no tener miedo y dejarse llevar por el Señor.

MENSAJE Muy contento de saber que son muchos los que cada día aceptan el reto de servir al Señor, el cardenal Rodríguez se dirigió a los catequizandos, “es de valientes estar aquí, ustedes saben que no es fácil ser un buen cristiano, pero para lograrlo tienen la gracia del Sacramento de la Confirmación, alégrense de esta nueva etapa de su vida, una etapa de madurez, el Señor Jesús les dice; ya no son niños en la fe, ahora son jóvenes en la fe, les toca volar solos, dirigir la nave que los conducirá al Señor como buenos cristianos y para eso los acompaña el Espíritu Santo y sus dones”. De igual manera les hizo ver que el valor supremo en sus vidas debe de ser Jesús y que no le tengan miedo a la cruz, porque no se puede ser cristiano sin Cristo y su cruz, “la vida cristiana es alegre, vale la pena que ustedes que asumen el compromiso con el Señor Jesús lo vivan en profundidad, vuelen bien, que ninguno se vaya a estrellar en un cerro, o alguna hondonada”.
Asimismo les recordó a los padrinos y madrinas el compromiso que deben asumir “la misión que tienen ustedes es ayudarles a ellos para que la confirmación no sea flor de un día, que se prolongue, si ven que su ahijado esta por mal camino, llamarlo para decirle que alimente su fe, a través del pan de vida y de la palabra”.
Lamentó que muchos chicos y chicas que andan en mal camino es porque no tuvieron a nadie que les pudiera corregir y recalcó que esa es la función de los padrinos y madrinas; aconsejar, corregir y orar por sus ahijados.

A %d blogueros les gusta esto: