Noticias en desarrollo

Colm O’Connell, El Misionero del deporte

Colm O'Connell, El Misionero del deporte Un misionero irlandés de los hermanos de San Patricio, ha dedicado 40 años de su vida a la formación de grandes atletas en Kenia, su amor al deporte ha hecho que estos deportistas del país africano sean considerados los numero uno en las maratones de atletismo a nivel mundial.

Ahora, a los 67, fiel a sus métodos tradicionales, a un abismo de los avances tecnológicos que rigen este deporte, sigue supervisando la carrera de David Rudisha, campeón olímpico de 800 metros. Y sigue luchando contra el dopaje, que ha ensuciado la credibilidad de los atletas de la maratón Olímpica.

“Hará falta tiempo para hacer desaparecer esta mancha y reconstruir nuestra reputación. Ocultamos el problema durante demasiado tiempo, hasta que nos explotó en la cara”, revela O’Connell desde el colegio Saint Patrick, en la localidad de Iten. El mismo centro al que llegó en junio de 1976 para enseñar Geografía. El mismo por el que pasaron una treintena de campeones olímpicos y mundiales, como Peter Rono, Wilson Kipketer, Linet Masai y Janet Jepkosgei.

En 1989 crea el primer campo de entrenamientos de Kenia. Desde entonces, decenas de atletas se han diseñado en los altiplanos del oeste keniano. “El hecho de que el atletismo se convirtiese en profesional a finales de los años 80 fue un cambio muy importante”, explica. “La gente comenzó a entender que se podía vivir de ello”, añade el religioso, que en aquella época se puso a reclutar a jóvenes atletas procedentes de todo el valle del Rift.

Colm O’Connell fiel a su estilo ya ha explicado que desea ser enterrado en Kenia, donde se siente muy cercano a la gente y donde, asegura, “aún se respira el espíritu libre que la Iglesia jamás debe olvidar…”.

A %d blogueros les gusta esto: