Noticias

Trujillanos llamados a ser profetas como el Bautista

Trujillanos llamados a ser profetas como el Bautista La Diócesis de Trujillo está consagrada a San Juan Bautista y recientemente festejaron su fiesta patronal. Texto y fotos: Wilfredo Rivera wilgabcris@yahoo.es Síguenos en www.fidesdiariodigital.com Los fieles de la Diócesis de Trujillo festejaron con mucho regocijo su fiesta patronal. A ritmo de la banda de Paz del Instituto Católico San Juan Bautista y con el himno a este gran profeta fue entronizado al jacal lugar preparado para lo que fue la gran vigilia en la catedral trujillana en la noche previa a la fiesta.

Seguidamente se llevó un acto cultural en donde participaron algunos centros educativos de la ciudad. Asistieron también dos coros, uno de la parroquia Virgen del Carmen de Sico y el otro de Los Encuentros Sector Montaña. Cabe destacar que se contó con la visita del fraile franciscano Francisco Medina quién fue el último párroco franciscano de esta Catedral y que también celebró veinticinco años de vida religiosa.

FIESTA El día que se conmemora esta fiesta litúrgica, se realizó una caminata por las calles de Trujillo. Llevaban pancartas y consignas sobre el cuidado del medio ambiente. Posteriormente, se celebró la Eucaristía que presidió el padre Hermenegildo Ramírez, párroco de esta sede episcopal. En la homilía dijo que “la Iglesia siempre celebra la vida y la vida la expresamos trabajando, en movimiento cantando, como lo hemos hecho en este día. Hemos iniciado con una marcha ecológica para expresar nuestro compromiso ante la sociedad que la casa es nuestra, que debemos cuidarla, que debemos tratarla con respeto. De allí que esta vida pueda también manifestarse en hechos concretos”.
Asimismo, dijo que “a San Juan Bautista le toca esa misión de anunciar el verbo hecho carne, Él no es la Palabra pero es la voz que suena en el desierto anunciando que el Mesías, el Salvador estaba entre nosotros tanto fue así que le toca e incluso bautizar al mismo Dios en la segunda persona, Jesucristo nuestro Salvador”.
El padre Ramírez afirmó que “se prepara en el desierto porque los hombres y mujeres que son nobles, íntegros verdaderos consecuentes con todo; hermanos no crecen ni se preparan en los palacios, ni en las universidades, ni en la vida fácil que la sociedad pueda presentar. Estos grandes hombres y mujeres se preparan en el desierto es decir en aquella lucha difícil retadora pero que se hace y se desarrolla con compromisos serios no importando las consecuencias y esa es la preparación de Juan el Bautista, se prepara en el desierto donde la vida siempre está en riesgo, pero que también esos riesgos es capaz de sostenerse en el tiempo de mantenerse fiel a la misión y de anunciar y anunciar aquello que se opone al proyecto de Dios”.
CASA COMÚN El padre Hermenegildo cuestionó “¿Cómo está hoy nuestra casa? Pues si, basta echar una mirada para decir cómo estamos, una mirada integra, una justa, es Dios el que ha bendecido este lugar por dejarnos un verdadero paraíso en todo el país”. Declaró que “Honduras, por descuido, por falta de amor cívico patriótico de cada ciudadano se ha convertido poco a poco en un basurero, tirando los desperdicios por donde nos da la gana, esto no puede ser la casa que amamos, que defendemos y en la que queremos vivir, ninguno quiere vivir en un basurero. Pues comencemos a asear la casa en el lugar donde vivimos que esté aseado que no tengamos convertida nuestra casa en un basurero”.
Asimismo, dijo que “en medio de esa basura están los diamantes escondidos y esos diamantes escondidos los quieren regalar o los quieren vender con precios muy baratos, concesiones mineras hidroeléctricas, refinerías, maderas preciosas, playas hermosas ¿en manos de quien están hoy? Poco a poco se las están arrebatando al país, al ciudadano y eso no puede ser la voluntad de Dios ¿Cómo puede ser la voluntad de Dios que allá en Betulia una Hidroeléctrica pretenda llegar diciendo: Sólo necesitamos las aguas del río Betulia y a la hora de hacer las contratas poco a poco se apropien no solo del río Betulia sino de los ocho ríos que comprende la cuenca de Betulia. Eso no puede ser justo ¿acaso será justicia la desviación del río Aguán afectando a varias comunidades aquí en el Aguán? ¿Acaso será justo poner una refinería aquí en este paraíso que Dios nos ha regalado? ¿Acaso será cierto que con una refinería vamos a generar el desarrollo y el empleo que tanto necesitamos ciertamente en estas comunidades? No es cierto, debemos entonces abrir nuestros ojos, estar despiertos, atentos porque de verdad las cosas van en serio, las privatizaciones. Hoy se está cuestionando seriamente las reformas del sistema de salud en el país que para algunos en el fondo más que descentralización es concesiones y al final es privatización de salud un derecho que la misma constitución de la República debe de garantizar a cada ciudadano. Esto nos invita a estar más atentos a defender la vida y a unirnos como pueblo para poderla defender eso es lo que está también de la Palabra de Dios que hemos escuchado”.

Honduras, por descuido, por falta de amor cívico patriótico de cada ciudadano se ha convertido poco a poco en un basurero, tirando los desperdicios por donde nos da la gana, esto no puede ser la casa que amamos, que defendemos y en la que queremos vivir”
Hermenegildo Ramírez
párroco

A %d blogueros les gusta esto: