Noticias en desarrollo

Festejan Bodas de Oro de la parroquia San Juan Bautista

En Rio Lindo, Cortés Festejan Bodas de Oro de la parroquia San Juan Bautista Los fieles de esta parroquia conmemoraron el 50 aniversario de fundación y sobre todo de una ardua evangelización en este pintoresco pueblo Texto y fotos: Helen Montoya hmontoya@unicah.edu Síguenos en www.fidesdiariodigital.com Miles de personas acudieron desde muy temprano a la parroquia San Juan Bautista, otros se instalaron en el parque central de Río Lindo, Cortés para ser parte de los festejos en honor a su santo patrón en el 50 aniversario de esta Iglesia local.

Entre ellas, estaba doña Patrocinia Corea, quien alegremente reverencia la representación de San Juan Bautista, que permanece en el altar de la parroquia San Juan Bautista en Río Lindo, San Francisco de Yojoa.
Comenta emocionada que llegó desde la aldea El Tigre, Santa Cruz de Yojoa para festejar los 11 años de su hija María Ondina Corea, que nació en la misma fecha que Juan El Bautista. “Me alegro tanto estar aquí; venerar a mi santo patrón” puntualiza la señora.
Las actividades religiosas y típicas reciben a los turistas nacionales quienes aprovechan la festividad para disfrutar de un ambiente en comunión y acogedor en familia.
De acuerdo a Adonis Sáenz, párroco de San Juan Bautista, el pueblo se encuentra celebrando la fiesta de San Juan Bautista, el santo que “todo lo tiene y todo lo da” muestra su agradecimiento lleno de amor por los favores concedidos al santo que se le rinde homenaje en su nacimiento.

ESTRICTA PRÉDICA. El 24 de junio se celebra la fecha del nacimiento de San Juan Bautista porque fue santificado en el vientre de su madre y vino al mundo sin culpa. “Es digno celebrar su nacimiento, ya que fue motivo de inmensa alegría para la humanidad tener entre sus miembros al que iba a anunciar la proximidad de la Redención”.
Según el joven padre, esta es la fiesta más importante por ser un encuentro religioso que los motiva a seguir el ejemplo de integridad de San Juan quien enseña a denunciar lo que no está bien, andar en rectitud y anunciar el Evangelio. “Ese patrón nos ha acompañado y dirigido durante 50 años. Escuchamos esa voz que grita en el desierto, preparad el camino”.
La participación fue concurrida, un sentimiento de fe y esperanza. “Las celebraciones son religiosas y culturales al estilo guancasco, compartiendo la alegría y la esperanza de caminar con San Juan Bautista”, finaliza.

A %d blogueros les gusta esto: