Noticias

Siguatepeque se vistió de colores

Siguatepeque se vistió de colores En medio de este ambiente festivo se dio a conocer que en Catacamas será la próxima Ultreya Nacional. Texto y fotos: Suyapa Banegas sbanegas@unicah.edu Síguenos en www.fidesdiariodigital.com Una verdadera fiesta se llevó a cabo en Siguatepeque en la Ultreya Nacional, centenares de Cursillistas de todas las diócesis del país se dieron cita en el estadio Roberto Martínez Ávila para vivir plenamente este acontecimiento jubiloso.


El coloso se veía multicolor debido al efecto de las camisetas coloridas que portaron los cursillistas para identificar cada una de las diócesis. Testimonios, música, compartir y un elemento que no podía faltar en una fiesta de esta índole: la inmensa alegría.
Don Elmer Antonio Rivas viajó desde la diócesis de San Pedro Sula, actualmente es el presidente del Secretariado Nacional del Movimiento Cursillos de Cristiandad de Honduras “Es una satisfacción estar nuevamente en una Ultreya en donde nos reunimos todos los cursillistas para alimentar nuestra fe, seguir perseverando este es un evento que marca pautas porque escuchamos el vivir, el testimonio de hermanos por cada diócesis”.
“Nosotros estamos siempre de colores, este año cumplo 29 años de ser cursillista, yo les animo a hacer un cursillo hoy en día estamos viviendo tanta cosa de diferente índole, es por eso que debemos estar preparados para este mundo y de la mano de este movimiento podemos hacerlo”.
En medio de este ambiente festivo se dio a conocer que en Catacamas será la próxima Ultreya Nacional, el momento de la noticia fue recibida con mucha algarabía por parte de los asistentes y más de los del pueblo olanchano.
Para finalizar se celebró la Eucaristía presidida por Monseñor Roberto Camilleri Obispo de la Diócesis de Comayagua, quien exhortó a los presentes a ser una “iglesia en salida” y fieles evangelizadores de la mano de la Palabra de Dios y su propio testimonio de vida.
“Tenemos que organizarnos más maxime como cursillistas salir, no solamente buscar las áreas rurales y la gente sencilla, busquemos también la ciudad, donde vivimos salgamos de casa en casa”, expresó Camilleri.
“Seamos una iglesia en salida, ese es el mensaje que quiero recalcar muy importante, no solamente para los cursillistas sino que para todos los cristianos, inclusive a aquellos que no forman parte de ningún movimiento”, apuntó.
Los miles de Cursillistas partieron a sus respectivas diócesis después de una intensa jornada donde al final atesoraron de manera especial la exhortación de Monseñor Camilleri de ir en busca de más hombres y mujeres que quieran vivir apegados al Señor y así pintar de colores a Honduras entera.

Reseña
Cursillos de Cristiandad, llega a nuestro país gracias a la inquietud del entonces Arzobispo Monseñor Héctor Enrique Santos.
Del 16 al 19 de octubre de 1964 un equipo de dirigentes de El Salvador, sembró la semilla en el primer cursillo de hombres en Tegucigalpa.

A %d blogueros les gusta esto: