Noticias

Familias hondureñas no pasan su mejor momento

Monseñor Darwin Andino: Familias hondureñas no pasan su mejor momento “El bien de la familia es decisivo para el futuro del mundo y de la Iglesia. Son incontables los análisis que se han hecho sobre el matrimonio y la familia, sobre sus dificultades y desafíos actuales”. Papa Francisco


Texto: Delfina Janeth Lagos
dlagos@semanariofides.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
En el mes de agosto en Honduras se celebra el mes del matrimonio y la familia, un mes donde muchos aprovechan para unir sus vidas ante Dios y la ley. Cada año las estadísticas de las parejas que deciden casarse aumentan principalmente en los municipios donde se decide llamar “bodas gratis”, el cual consiste en darles un porcentaje de descuento en algunos trámites que se realizan para casarse por lo civil.
Pero las estadísticas es probable queden ahí, en saber que hay otro matrimonio más, porque si la base de un matrimonio es formar una familia, es ahí donde salen varias preguntas ¿cómo está la familia en Honduras?
Al mirar la realidad que refleja el Instituto Nacional de Estadísticas, (INE) que hay un promedio de 600 mil mujeres que son jefas de familia, eso manifiesta que la desintegración familiar va en aumento y dónde queda la palabra matrimonio en ¿estadísticas o en un mes?.

DESAFIO Ante esa interrogante de ¿Cómo está la familia? Monseñor Darwin Andino obispo de la Diócesis de Santa Rosa de Copan quien está a cargo de la Pastoral Familiar a nivel nacional expresa “en la actualidad la familia no está en su mejor momento, está pasando por diferentes factores que la ven empañada, desunida y hay que poner mucho cuidado qué estamos haciendo como Iglesia”
“Sólo miremos a nuestro alrededor que está pasando en muchas viviendas, sobresale la palabra hogares desintegrados, ya sea por la violencia, el desempleo, la migración, esos son los grandes factores que tienen este gran núcleo de la sociedad cada día peor y todo esto va amarrado de la pobreza que se vive en el país. Muchos padres y ahora las madres salen en busca del pan de cada día y al no encontrarlo en el país que los vio nacer se van a otra nación para darle ese futuro mejor a sus hijos y de esa decisión quedan los vástagos solos y pensando tantas cosas que no son agradables y poco a poco buscan caminos incorrectos, esa es la gran realidad de la familia hondureña”
Las estadísticas en Honduras reflejan que en el país el 69.9 por ciento de los hogares viven en condición de pobreza y eso se convierte en el principal factor que tiene pasando por malos momentos a la familia, señala monseñor Andino.
Ante esa realidad el obispó exhorta sobre todo a los responsables de la familia que el principal objetivo a rescatar son los jóvenes, la niñez “hay mucha juventud que anda buscando el seguir de sus vida poder alcanzar metas, sueños que quieren ver realizados, a veces todo esto se ve truncado por la falta de educación, pero hay familias que luchan en medio de esta situación que se está viviendo en el país. Para nosotros como Iglesia es nuestro principal desafió ser esos educadores de la fe y no sólo estar pendiente de un mes especifico si no ser esa escuela permanente” expresó el obispo

ESTADO, Para la socióloga Karla Aguilar, este ambiente que enfrenta la familia, es de soledad, “este núcleo está luchando sólo por salir adelante ante tantos problemas, esos factores de pobreza, violencia, falta de empleo, son los mismos de hace años pero ahora se reflejan más y ellos están llevando a la familia a un abismo, donde la parte de culpa la tiene el Estado ya que no ofrece soluciones ante esas situaciones que conlleva a tener una familia sólo de palabra de decir “ mi familia” si la verdad muchos ni conocen ese término ya que viven más en la calle en busca de cómo sobrevivir” Al mismo tiempo agrega que en Honduras sobresale la palabra desintegración familiar, “hay muchas madres que están luchando solas con sus hijos, muchas lo ven cuesta arriba ya que no cuentan con ese apoyo, ya que la misma sociedad las señala, pero es saber la causa como llegó a ser un hogar, una familia desintegrada.
De igual manera señaló que el Estado tiene gran culpa de lo que pasa en las familias, ya que no busca soluciones para mejorar la pobreza, el desempleo, la violencia, que son las principales causas de tantos problemas en la familias hondureñas.
“Una de las alternativas para salir de ese “agujero” en que está la familia es volver a la constitución y recordar cual es el papel del Estado y saber que debe haber una igualdad donde se le dé oportunidad a la juventud que son ese presente y los futuros formadores de familia”

AMORIS LAETITIA, En la exhortación apostólica Amoris Laetitia, (el amor a la familia) el papa Francisco toca esas realidades de la familia los desafíos que enfrenta hoy en día, pero hace la reflexión que la familia es decisiva para el futuro del mundo y de la Iglesia.
En la exhortación el papa nos habla de ese significado de matrimonio y familia y el papel de la Iglesia para mantener unido ese núcleo importante de la sociedad, “es sano prestar atención a la realidad concreta, porque las exigencias y llamadas del Espíritu resuenan también en los acontecimientos mismos de la historia, a través de los cuales la Iglesia puede ser guiada a una comprensión más profunda del inagotable misterio del matrimonio y de la familia. Por lo tanto, sin escuchar la realidad no es posible comprender las exigencias del presente ni los llamados del Espíritu” resume uno de los fragmentos de este documento apostólico.

CLAVES
Encuesta
Más de 600 mil hogares hondureños tienen como responsable de la familia una mujer.
Pobreza
El 69.9 por ciento de la población de Honduras vive en la línea de la pobreza.

No hay que ser sólo negativos hay familias que están haciendo su papel de educadores en la fe, familias que están muy integradas y familias que están sobreviviendo a toda esta situación, familias que luchan y se preocupan por sus hijos”
Monseñor Darwin Andino, Obispo de Santa Rosa de Copán

A %d blogueros les gusta esto: