Noticias en desarrollo

Nuevo diácono en la Iglesia de Olancho

Nuevo diácono en la Iglesia de Olancho Durante sus años de estudios secundarios en Tegucigalpa, algo que le marco su vida fueron los cinco años de servicio en el proyecto solidario que coordina el padre Patricio Larrosa, ayudando a los más pobres de Honduras.

Testo y fotos: Carlos Moreno
cc.bombo@yahoo.com

Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
La Unión, Olancho. Este municipio ubicado en el norte de Olancho vivió un momento histórico al recibir recientemente su ordenación diaconal el joven Alejandro Enrique Ruiz Puerto originario de esta localidad, y todo el pueblo olanchano tiene fijos sus ojos en lo que será próximamente un nuevo sacerdote para esa diócesis.
La ordenación se realizó la víspera de Pentecostés, y la consagración la presidió Monseñor José Bonello Ofm, obispo de la Diócesis de Juticalpa. Alejandro Enrique es el primer joven en entregar su vida a la vida consagrada en los llamados municipios del norte, convirtiéndose en un ejemplo a seguir para vivir el discernimiento vocacional y ver la vida sacerdotal una forma de servir al Señor.

BREVE BIOGRAFÍA El recién ordenado nació el 27 de febrero de 1986, es originario de El Ocotal, Yocón, sus padres son Santos Hipólito Ruiz y Eusebia del Carmen Puerto; ellos procrearon seis hijos y Alejandro Enrique se convirtió en una bendición para la familia que lo ha apoyado en el caminar hacia el sacerdocio.
Durante sus años de estudios secundarios en Tegucigalpa, algo que le marco su vida fueron los cinco años de servicio en el proyecto solidario que coordina el padre Patricio Larrosa, ayudando a los más pobres de Honduras. Ingreso en el 2009 al seminario Mayor Nuestra de Suyapa donde realizó su formación en Filosofía y la Teología.
Su experiencia pastoral la lleva a cabo en la parroquia San Francisco de Asís en el municipio de San Francisco de la Paz. Este tiempo marca para él un bello momento en el camino al presbiterado sobre todo en la cercanía a la comunidad.

HABLA EL PASTOR Durante la homilía Monseñor Bonello, calificó al nuevo diácono como un estudiante sobresaliente, además de felicitar a todos los que han sido parte del proceso vocacional de Enrique, “ya que la semilla que sembraron hoy empieza a germinar y dar frutos para este Iglesia diocesana de Juticalpa”.
La ceremonia contó con la presencia de todos los sacerdotes que desarrollan su servicio pastoral en la Diócesis, una gran cantidad de religiosas y la feligresía que se unió a la fiesta y cooperó de gran manera a través de los grupos y movimientos.
Desde muchos lugres de Olancho, se movilizaron hermanas y hermanos, para compartir el gozo de este día. Hubo un compartir de todos los presentes la Eucaristía y la celebración eclesial se vivió con mucho afecto y cariño por parte de la comunidad católica olanchana.

A %d blogueros les gusta esto: