Noticias

Historia de Talleres de Oracion y Vida en Honduras

Historia de Talleres de Oracion y Vida en Honduras Texto y Foto: Modesta Osorto modestaosorto@yahoo.es Irma Alejandra Zavala Domínguez iralzado@yahoo.com Síguenos en www.fidesdiariodigital.com La Santa Madre Iglesia muy efusivamente está viviendo el tiempo de Pascua de Resurrección y poco a poco, nos acercamos al gran momento de PENTECOSTES, cuando nuestra Madre Iglesia celebra con gran significado la irrupción en el colegio Apostólico del Gran Consolador, abogado y portador de Dones.

Nuestro fundador Padre Ignacio Larrañaga interiorizando profundamente estos acontecimientos y siendo su deseo que cada Taller fuese un Nuevo PENTECOSTES, tuvo a bien instituir como Día Universal del Guía, el Pentecostés de cada año. Este día debe tener un carácter eminentemente de fiesta, regocijo, animación, y fraternidad.
Nuestro fundador escribe así: “Nosotros los Guías somos testigos de que son millones de talleristas en el mundo a quienes les vamos entregando un mensaje, después de haberlo hecho vida en nosotros, por eso nos ha llamado la atención de una forma tan especifica el comprobar como a través de la Carta Apostólica Novo Millennio Ineunte de Juan Pablo II, firmada el 6 de Enero del 2011, confirmamos con lo que él dice en esta carta, lo que hemos venido concibiendo en TOV a lo largo de estos años.
Nuestras comunidades cristianas tienen que llegar a ser auténticas escuelas de oración, donde el encuentro con Cristo no se exprese solamente en petición de ayuda, sino también en acción de gracias, alabanza, oración, contemplación, escucha, y viveza de afecto, hasta el arrebato del corazón. Una oración intensa, que, sin embargo, no aparte del compromiso en la historia, abriendo el corazón al amor de Dios, lo abre también al amor de los hermanos y nos hace capaces de construir la historia, según el designio de Dios. Los fieles que han recibido el don de la vocación a una vida de especial consagración, están llamados de manera particular a la oración por su naturaleza, la consagración les hace más disponibles para la experiencia contemplativa y es importante que ellos la cultiven con generosa dedicación. Pero se equivoca quien piensa que el común de los cristianos se puede conformar con una oración superficial, incapaz de llenar su vida. Especialmente ante tantos modos en que el mundo de hoy pone a prueba la fe, no solo serían cristianos mediocres, sino cristianos con riesgo. Correrían el riesgo insidioso de que su fe se debilitara progresivamente y quizá acabaría por ceder a la seducción, acogiendo propuestas religiosas alternativas y transigiendo incluso con formas extravagantes de superstición. Hace falta pues, que la educación en la oración se convierta en un punto determinante de toda programación pastoral”
Así podríamos continuar… lo que aquí se está reflejando, confirmando, de la labor que estamos entregando y vivenciando en la familia de TOV, nos debe llenar de un profundo consuelo y gratitud de que sea la Iglesia quien nos confirma nuevamente a través de este documento, de estas palabras, el camino que estamos recorriendo, buscando el Rostro del Señor y guiando a otros hermanos por el mismo camino…”
Como fruto de los TOV presentamos el testimonio de una tallerista cristiana no católica. “Mi nombre es Idalia Santos, estoy asistiendo al Taller de Oración y Vida, el cual ha sido una enorme bendición para mi vida. Soy cristiana y asisto a la Iglesia Eben-Ezer, creo que donde la palabra de Dios está, allí debo estar, no importa que iglesia lo imparta siempre y cuando este dentro de lo correcto. En este Taller he aprendido principalmente a conocer quien es mi Dios y como el opera en mi vida cuando sigo el ejemplo de Jesús. Estoy aprendiendo a perdonar aquellas personas difíciles que forman parte de mi vida y alrededores. Mi alma se ha liberado de muchas cosas que yo mismo he retenido por años, hoy siento que estoy más pendiente de mi relación con Dios y amado Espíritu Santo, estoy tratando de poner en práctica lo que aprendemos cada día, ahora disculpo y entiendo con mayor facilidad a las personas difíciles y me repito cada día en cada problema ¿Que haría Jesús en mi lugar?, y trato de ser más cordial y comprensiva. Realmente, Dios es maravilloso y fiel para los que creen en él y siguen sus enseñanzas”.

A %d blogueros les gusta esto: