Actualidad Secciones

Más de 400 mil niños trabajan en Honduras

Más de 400 mil niños trabajan en Honduras
Pobreza y trabajo infantil, dos flagelos que atentan contra la niñez hondureña y que necesitan una mayor atención para lograr su erradicación.
Eddy Romero
emromero@semanariofides.com
Fotos: Archivo
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Pese a que la constitución hondureña y otras leyes secundarias más los tratados internacionales de los cuales el país es signatario prohíben el trabajo infantil, más de 400 mil menores de edad laboran para obtener su sustento y el de sus hogares.
El 12 de junio se conmemora el Día Mundial contra el Trabajo Infantil. Honduras, es un país signatario de diversos tratados que luchan contra este flagelo que tanto afecta a la niñez. Las causas del trabajo infantil son diversas, pero una de las principales razones se debe a una relación directa con la pobreza, principalmente en las áreas rurales. También juegan un papel importante los factores culturales, la discriminación contra las mujeres y la falta de alternativas educativas. Los indicadores muestran que Honduras está entre los países con mayor cantidad de niñas y niños trabajadores de Latinoamérica. Según el Instituto Nacional de Estadística en la última encuesta de hogares que realizó hace un año, en Honduras hay más de dos millones de niños, de los cuales más de 400 mil niños y niñas trabajan. Esta condición es pareja en torno al área rural y urbana, pero en razón de género, los niños son más que las niñas.
Un niño que se dedica sólo a trabajar, obtiene un salario promedio de dos mil lempiras afirma la encuesta del INE, mientras que si realiza ambas cosas (estudiar y trabajar), su ingreso promedio ronda los 1800 lempiras. Este estudio refleja que el porcentaje de las niñas, es un poco más alto que el de los varones. San Pedro Sula, es uno de los lugares donde más niños realizan trabajo infantil, le sigue a esta ciudad la capital. De estos niños, el 71% ha cursado la primaria pero no necesariamente la han terminado.
El 51% de los niños que laboran, es en la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, afirma la Encuesta de hogares y un 22% se dedica al comercio al por mayor y al por menor, reparación de vehículos automotores y motocicletas. El 97% de los niños y jóvenes trabajadores recibe menos de un salario, identificándose un 48.6% de este total que recibe menos de un salario trabajando igual o más de 36 horas.

NORMATIVA Honduras no sólo es parte de los tratados internacionales que regulan el trabajo infantil. También la ley nacional hace mención de esto. El marco normativo principal para la protección de la niñez y la adolescencia en Honduras es la Constitución de la República de Honduras, que en su artículo número 124 indica que “todo niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación. No será objeto de ningún tipo de trata. No deberá trabajar antes de una edad mínima adecuada, ni se le permitirá que se dedique a ocupación o empleo alguno que pueda perjudicar su salud, educación o impedir su desarrollo físico, mental o moral. Se prohíbe la utilización de los menores por sus padres y otras personas para actos de mendicidad. La ley señalará las penas aplicables a quienes incurran en violación de este precepto”.
También se cuenta con el Código de la Niñez y la Adolescencia que entró en vigencia el 5 de septiembre de 1996. El Código de la Familia también establece protección para los menores trabajadores. El artículo 16 de la Ley del Ministerio Público menciona entre sus atribuciones la de “presentar querellas y formalizar acusaciones en representación de menores que habiendo sido sujetos pasivos de delitos de acción privada, no recibieren la protección de la justicia por negligencia de sus representantes legales o pobreza de sus padres”.

Quienes exponen a los niños al trabajo infantil en vez de dejarlos jugar, los hace esclavos: esto es una plaga. Una infancia serena permite a los niños mirar con confianza hacia la vida y el futuro”
Francisco
Papa