Noticias en desarrollo

Estudiantes luchan por alcanzar sus metas

Estudiantes luchan por alcanzar sus metas Los educandos de este país aspiran con generar un cambio, poniendo al servicio su formación académica y moral pero muchas veces encuentran puertas cerradas, piden se haga lo necesario para que sus sueños no queden frustrados.


Texto y fotos: Suyapa Banegas
sbanegas@unicah.edu
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Cuando se nos habla de la celebración del Día del Estudiante nos ponemos a pensar en los y las jóvenes que cotidianamente emprenden la tarea de alimentar su conocimiento, junto con ellos muchos enfrentan la adversidad desde sus hogares al no tener las posibilidades económicas que haga más llevadero este recorrido académico.
Otros en cambio se esfuerzan desde diferentes aspectos, luchando contra la misma sociedad para abrirse camino. Este es el caso de muchos que afianzan sus esperanzas en que una vez título en mano se pueda “conseguir” un trabajo digno en donde se desarrollen todas las capacidades y aquello para lo cual se prepararon con tanto esmero y sacrificio.
¿Pero qué pasa si el horizonte se nubla y ven cada vez puertas cerradas? ¿Habrá una posibilidad en este país de que ellos tengan una oportunidad de empleo que les haga sentir que todo ha valido la pena?

“ANTE LA ADVERSIDAD ME ABRIRÉ PASO” Esta frase la lleva arraigada en el corazón la joven Nora Cecilia García, quien está cursando ya el último año de la carrera de Derecho en la Universidad Nacional autónoma de Honduras, es madre de dos pequeños y con mucho esfuerzo ve ya culminar su gran sueño de ser abogada.
“Yo decidí estudiar esta carrera a consecuencia de un trabajo que yo tenía, vi cómo se violentaron mis derechos y decidí debo ser abogada, aunque fue por ese problema laboral me apasiona el Derecho Penal”.
Con mucha ilusión expresó: “Escogí una carrera apasionante que no sólo nos ayuda a velar por nuestros derechos, sino poder servirle mucho a la sociedad, yo me he esforzado mucho por ser madre es bien difícil muchas veces nos discriminan tanto maestros como alumnos, piensan que pondremos de excusa a nuestros hijos para poder estudiar, al contrario mi inspiración es obtener este título para ellos para mis hijos”. “Pero debemos de hacerle frente a todo en medio de esta sociedad”. “El papel de mis padres ha sido fundamental para poder estudiar en la universidad, mi padre se enorgullece al decir que su hija ya será una abogada, y mi madre igual además ella me apoya mucho con mis hijos”.

SUS ASPIRACIONES, CÓMO TOCAR PUERTAS Al hablar con Nora podemos ver la expresión de una joven muy ilusionada y satisfecha al elegir una carrera acorde a sus principios y lo que quiere hacer por una sociedad cada vez más necesitada de paz y el derecho permite muchas veces adquirir este estado del ser humano que da tranquilidad.Pero ella ve que es necesario que se habrán más oportunidades de empleo para así una vez “cartón en mano” tocar las puertas en un lugar donde se valore su talento. “El gobierno debería abrir nuevas fuentes de empleo, y si es necesario que fuera a través de pruebas para demostrar que somos aptos para esos puestos, bien perfecto y el que mejor se desempeñe que se gane esa plaza laboral”.
“En mi rama la veo un poco cerrada la oportunidad, por ser Derecho Penal y otra por ser que hay bastantes personas que estudian esta carrera pero una vez un abogado nos dijo cada quien debe venderse por sí solo, esa es mi esperanza poder encontrar una oportunidad, mi sueño es trabajar algún día en la Fiscalía o en el Ministerio Público, sueño con ayudar a la niñez también en esta rama penal, quiero graduarme para servir… ”.
Nora García con la madurez que caracteriza a alguien que ya ha enfocado su vida en lo que desea tiene claro lo que quiere y pide también tener la oportunidad en un futuro cercado de desarrollar sus conocimientos y servir al prójimo a través de su profesión.

UNA ILUSIÓN NO MENOS IMPORTANTE Jason Antonio Sierra, actualmente cursa la carrera de Bachillerato Técnico Profesional en Contaduría y Finanzas en el Instituto 21 de Octubre. Él a sus escasos 17 años ya está por salir de nivel medio de educación. Él aspira a abrirse campo en el país confiando en sus capacidades. “Yo decidí estudiar esta carrera me gustan los cálculos matemáticos, me encantan la administración de empresas, mis padres me han apoyado y motivado”.

DESEO FUNDAR MI EMPRESA
“Quiero tener mi propia empresa, creo que para luchar en este país debemos de establecer metas, tener una visión de ellas a mediano, a corto y largo plazo y cada vez que se ve que los jóvenes estamos expuestos a diferentes situaciones en la vida pero depende de cada quien si decide tomar ese camino”.
“Los jóvenes debemos decir no ante las propuestas para claudicar en nuestras metas porque si no, no lograremos lo que alguna vez hemos soñado, nada va a pasar si decimos no”.
“Creo que los jóvenes debemos abrirnos campo, ser optimistas para lograr lo que uno quiere, hay que tener motivación, puede haber mucho profesional, puede haber gente graduada, pero no debemos de determinar que todo sea un título, debemos hacer valer que ese título lo merezco con mi capacidad y demostrarlo”.

LA AYUDA NO LLEGA A TODOS
“Como joven yo le recomendaría al gobierno de Honduras que apoyen a toda la juventud, sé que se hacen algunas cosas pero creo que la ayuda no llega a todos, siento que se debe hacer un buen estudio detallado de lo que los jóvenes estamos pensando y nuestras necesidades prioritarias como la de trabajo y así poder crear más alternativas”.
“Los jóvenes estudiantes hondureños queremos ver un país que las personas practiquen mejores valores, que se practique la solidaridad, el amor la compresión, creo que esos valores se han perdido, también debemos de poner de nuestra parte y no esperar a que todo caiga del cielo, no debemos decir que puede hacer este país por nosotros, sino que podemos hacer nosotros por el país”. “Nosotros somos una nueva generación de la cual pueden depositar la confianza para poder salir adelante”. Nos dijo con mucha gallardía este joven quien vive en la colonia Suazo Córdova de esta capital y con mucho esfuerzo y con una visión futurista se prepara para una satisfacción personal y además ser un aporte valioso para su familia.

“Mi esperanza poder encontrar una oportunidad, mi sueño es trabajar algún día en la Fiscalía o en el Ministerio Público, sueño con ayudar a la niñez a través del Derecho Penal, quiero graduarme para servir y no tanto para lucrarme espero poder encontrar esa puerta abierta una vez salga de la universidad”.
Nora García
Estudiante de Derecho

Quiero tener mi propia empresa, creo que para luchar en este país debemos de establecer metas, tener una visión de ellas a mediano, a corto y largo plazo y cada vez que se ve que los jóvenes estamos expuestos a diferentes situaciones en la vida pero depende de cada quien si decide tomar ese camino”.
Jasón Sierra
Estudiante Educación Media

A %d blogueros les gusta esto: