Arquidiócesis

Tal como lo había prometido, Jesús envió al Consolador

Tal como lo había prometido, Jesús envió al Consolador

Texto y fotos: Lilian Flores

liflores@semanariofides.com

Más fotos en

https://www.facebook.com/semanariofides/

Después de celebrar la Resurrección de Jesús, la Iglesia nuevamente se llena de alegría al recibir la presencia del Espíritu Santo. Esta solemnidad nos hace recordar y revivir la efusión del Espíritu sobre los Apóstoles y los demás discípulos reunidos en oración con la Virgen María en el Cenáculo.

Jesús, resucitado y ascendido al cielo, envió al Paráclito para que cada cristiano sea participe en su misma vida divina y se convierta en testimonio válido en el mundo. Quien reciba al Espíritu Santo, está llamado a abrir los corazones a la esperanza y debe fomentar en nosotros una madurez interior en nuestra relación con Dios y con el prójimo.

Toda la Iglesia Universal celebró esta fiesta, en donde la promesa hecha por el Señor Jesús fue cumplida, en las diversas parroquias de la Arquidiócesis de Tegucigalpa este acontecimiento se vivió de diferentes formas; Horas Santas, Eucaristías, bautismos, sanación, liberación, siempre con la fuerza y efusión del Espíritu Santo.

A %d blogueros les gusta esto: