Diócesis San Pedro Sula

Johanna Katan, una periodista misionera

¡Gracias Fides!
Johanna Katan, una periodista misionera
La comunicadora social deja el puesto para emprender nuevos proyectos
Texto y fotos: Helen Julissa Montoya Hand
hmontoya@unicah.edu
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Johanna Kattan, la “periodista misionera”, conocida así por su proyección social en instituciones de la zona norte de Honduras, deja de trabajar para el Semanario Fides luego de 11 años de servicio en coberturas noticiosas dentro la Diócesis de San Pedro Sula.
Kattan siempre se mostró comprometida con sus asuntos, además por la humildad, grandeza e integridad que dejará huellas en la memoria de quienes la conocen; su retiro se debe a motivos de superación profesional.
Su carrera inicia en La Prensa pero fue en el Decano de la Prensa Nacional donde consolida sus habilidades en periodismo donde se caracterizó por escribir las noticias sociales con su propio estilo, pero debido a los cambios tecnológicos y empresariales la llevan a buscar otro rumbo.
Esta comunicadora agradece a sus compañeros por las experiencias compartidas. “! Gracias Fides! Fue de mucho agrado compartir con un equipo de mucho talento y pasión, un grupo de profesionales que sin tener protagonismo profundizan en la realidad social, volviéndose la voz de los abandonados”, expresa con emoción.
Además se muestra conforme con los compañeros de Radio Luz por la solidaridad en tantos momentos, especialmente durante la enfermedad y la muerte de su madre Gloria Rápalo.
Siendo muy joven, Kattan recuerda que durante la entrevista en Tegucigalpa, un sacerdote la sorprende con una pregunta: Cuántas parroquias había en la Diócesis de San Pedro Sula. “En aquel momento no tenía ni idea, sin embargo, estaba ahí alguien que valoró mi talento y mi deseo de servir: Víctor Hugo Álvarez, mi jefe”.
Agradece al director del semanario Fides por esa confianza que tuvo en ella desde el principio hasta el final. Además que lo considera como un maestro en el periodismo con un alto nivel de análisis sobre la realidad de Honduras, alguien que admira y que va a recordar con mucho cariño.
“Fueron 11 años como corresponsal en San Pedro Sula. Inicié justo durante la Santa Misión del 2006. Fueron largas jornadas y me di la oportunidad también de experimentar de nuevo la misión, me dijeron periodista misionera y eso me encantó”, expresa ampliando que desde ese momento, no considera a Fides como un trabajo, sino un servicio que disfrutó al máximo.

ENSEÑANZAS. La profesional admite que se lleva muchas lecciones de vida. “Me involucré en muchas pastorales y misiones, así que no solo daba coberturas periodísticas, también aprendí”, indica.
La misionera añade que Virginia Alfaro fue clave al llevarla al centro penal junto con la Pastoral Penitenciaria donde aprende a respetar la dignidad de las personas privadas libertad, admirar a muchos que son líderes que son ejemplos, testimonio de cambios y de esperanza.
Según esta comunicadora, jamás olvidará esa experiencia en el Centro Penal, donde participó como jurado en los nacimientos que hacen en Navidad hasta los Vía Crucis en Semana Santa, celebraciones que vivió,- afirma- como nunca antes.
“Gracias a todas las pastorales, grupos y movimientos, por todo lo que aprendí con ustedes. Gracias especialmente a la Comisión Diocesana de Medios Gracias por permitirme dar un poco de lo que he ido aprendiendo. Gracias por el compañerismo.
Dos pastores la guiaron: Monseñor Ángel Garachana y Monseñor Rómulo Emiliani. “Con ellos compartí inolvidables viajes, entre sabios consejos, un poco de humor y mucha humildad”.
Amplía que su paso por Fides no solamente se trató de ser corresponsal; tuvo la oportunidad de aprender y producir para Suyapa TV, algunos documentales de la Diócesis de San Pedro Sula y coberturas para Notifides. “Le hice desde camarógrafo, presentadora y editora”, enumera.
Johanna hizo varias coberturas fuera del país: Italia para el Encuentro de Periodistas Católicos con el Papa Benedicto XVI, en España durante la JMJ 2011 y México para la visita del Papa Francisco.
“Con todo mi corazón, deseo agradecer a todos los lectores, a tanta gente linda que me regaló una entrevista, una sonrisa y una historia. No me aprendí el nombre de todos, pero en cada cobertura en las comunidades, siempre me hicieron sentir en casa”, opina.
A su vez se disculpa por los eventos que no pudo cubrir, especialmente en los últimos dos años, en los que tuvo a su madre enferma. “Miré partir a mi mamá y fue duro resignarme a que la veré de nuevo por fe en el paraíso”.
Aclara que su retiro es por motivos de superación. “Ahora emprendo nuevos proyectos como consultora de comunicaciones y compartiendo conocimientos como catedrática. He crecido en otras áreas, que descubrí desde los voluntariados que realicé en todo ese ambiente único al que Fides me llevó. Solo me queda decir: ¡Gracias Fides!
Al saber sobre la renuncia, la usuaria de Facebook , Jensy Trochez escribió: “yo crecí leyendo sus reportes. Muchas gracias por darnos de su tiempo, cada domingo esperaba para leerlos y siempre he admirado su responsabilidad. Dios la bendiga en sus proyectos nuevos, y costará llenar ese espacio de servicio que usted realizaba tan bien”.

A %d blogueros les gusta esto: