El papa Francisco, su revolución misionera y yo

El papa Francisco, su revolución misionera y yo Proyectos y padrinazgo OMP-A Equipo de Comunicaciones Síguenos en www.fidesdiariodigital.com Toda la renovación de la Iglesia, consiste esencialmente en el aumento de la fidelidad a su vocación.-Sin vida nueva y auténtico espíritu evangélico, cualquier estructura nueva se corrompe en poco tiempo, por lo que es vital que HOY, la iglesia salga a enunciar el Evangelio

a todos, porque a fin de cuentas, las obras de amor al prójimo son la manifestación externa más perfecta de la gracia interior del Espíritu, recordando que algunas de las alegrías más bellas y espontaneas que se han visto, provienen de las personas más pobres que tienen poco a que aferrarse.
Estas palabras son algunas de las más famosas frases del papa Francisco en su primera exhortación apostólica “la alegría del Evangelio”, lectura que debemos hacer masiva en nosotros los feligreses, no solo por los principios que de esta exhortación emanan, sino por la convicción, la pasión y sobretodo la alegría con que explica y transmite su mensaje.
El papa Francisco ha lanzado una revolución misionera y pastoral por todo el mundo y lo ha hecho basado en los principios de honradez, sencillez y el amor hacia el prójimo, claro que sin olvidar la gran alegría que caracteriza a todos aquellos que se han sumado a esta revolución de amor alegría y fe con la que el Papa Francisco ha sacudido y continuara sacudiendo las bases tradicionales de nuestra sociedad y despertándonos hacia la nueva era en la que debemos vivir.
Siempre han estado ahí, bajo la supervisión del Vaticano, trabajando con humildad, sencillez y mucho sacrificio. Hablo de los Misioneros que en el Vaticano se conocen como las Obras Misionales Pontificias (OMP), pero que desde que el Papa Francisco asumió como tal, las OMP han recibido un apoyo tal, que ahora comienzan a conocerse más como las obras misioneras del papa francisco.Eso es algo real aquí en Honduras, donde todos esos niños y jóvenes que conforman los diversos equipos de evangelización de las OMP de la Arquidiócesis, lucen con orgullo y alegría la insignia o incluso la camisa que los identifica ante otros como un

MISIONERO DEL PAPA FRANCISCO. Todo esto es de suma importancia para nosotros, por la razón que el Papa continuamente remarca en sus mensajes: “ya no basta con llamarnos católicos”, debemos actuar como miembros de nuestra comunidad y fortalecer la misma ayudando a proveer los medios para que la Iglesia avance en el camino de la conversión pastoral y misionera.
Que mejor manera de comenzar nuestro nuevo papel como parte de esta creciente revolución misionera, que decidirnos ayudar a todos esos niños y jóvenes que hoy están siendo entrenados en los diversos programas de las obras misioneras del papa y que necesitan nuestra ayuda, ya sea con pequeñas donaciones, colaborando de corazón en las diversas actividades que llevan a cabo para lograr financiarse o como tu corazón dicte que debe ser ese apoyo.-Lo importante es que al apoyar a estos niños y jóvenes estarás iniciando tu propia transformación como Misioneros del Papa Francisco.

A %d blogueros les gusta esto: