Noticias en desarrollo

Catequistas arquidiocesanos celebran su día

Catequistas arquidiocesanos celebran su día Durante los próximos cinco años, se ejecutarán las líneas de acción del Plan Arquidiocesano: La Familia, Las personas con discapacidad, Los Niños, Los Jóvenes y La Formación del Catequista.


Texto y fotos: Lilian Flores
liflores@semanariofides.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
En la solemnidad de la Ascensión del Señor, muchos hombres y mujeres que dedican su esfuerzo y carisma al servicio de la Iglesia para poder desempeñar el ministerio de la catequesis festejaron su día y al igual que los discípulos, ellos también son enviados a evangelizar y cada año renuevan su compromiso catequético.
Bajo el lema “catequistas en camino hacia el tesoro” representantes de las 55 parroquias que conforman la Arquidiócesis de Tegucigalpa llegaron hasta la plaza de la Virgen frente a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), para participar de la procesión encabezada por la imagen de “La Morenita”, al llegar a la Basílica Nuestra Señora de Suyapa el padre Dimas Rivera Asesor de la Catequesis a nivel Arquidiocesano celebró la Eucaristía.
Después de reconocer la grandiosa labor que realizan los catequistas el padre Dimas Rivera les recordó del compromiso que han adquirido y enfatizó que “el plan de la catequesis es un mapa para llegar al tesoro, Jesús que es camino, verdad y vida nos invita a buscar la perla preciosa y buscar el tesoro durante los próximos cinco años, en donde se ejecutarán las cinco líneas de acción del Plan Arquidiocesano”.

FIESTA Al finalizar la Misa el grupo de catequistas se encaminó al Gimnasio “Ovidio Rodríguez” ubicado en la Aldea Suyapa, y en un ambiente festivo se desarrollaron varias actividades culturales.
Este encuentro estuvo acompañado en todo momento por la imagen peregrina de la Virgen de Suyapa, gesto que tiene un gran significado porque ella recorrió toda la Arquidiócesis en el Sínodo Arquidocesano, razón por la que se quiso que estuviera con los catequistas que caminan hacia el tesoro del Reino de los Cielos.
Cantos, dinámicas, porras, y la participación del cuadro de Danzas Arte UNAH fue parte de lo que se vivió en la jornada, la hora del almuerzo llegó, algunas parroquias compartieron los alimentos en familia.

SÍMBOLO De acuerdo al II Sínodo Arquidiocesano hay 3 opciones fundamentales; la familia, promoción humana, niños y jóvenes, para dar respuesta a estos desafíos la catequesis propone una ruta a seguir, y basados en la lectura Mt 13, 44-46 que invita a la búsqueda del tesoro, se diseñó el Plan Arquidiocesano en una camiseta que portaron los catequistas, en la parte del fondo se ve una brújula que indicará el lugar o la ruta que se debe seguir, el rostro de Jesús representando la vida, la fortaleza y la fe, y las cinco líneas de acción: La Familia; el futuro de la humanidad se hace urgente el acompañamiento a las familias en conjunto con los catequizando, las personas con discapacidad; deben ser incorporados con mayor participación en la vida de la Iglesia, que puedan vivir su experiencia de fe, los niños la catequesis infantil debe ser sistemática llevándolos al encuentro con Jesús, los jóvenes; propiciar en ellos los valores del Evangelio como fruto de encuentro con Jesucristo, ayudándoles a vivir su vida cotidiana en conversión, maduración personal y comunitaria, la formación de catequistas; propiciar la comunión con Jesucristo y la Iglesia a través de un proceso orgánico, sistemático para promover y formar discípulos misioneros.

“FAMILIAS FUERTES”
Este es un programa de intervención psicoeducativa, con adaptación al contexto hondureño del programa familiar para promover la salud y prevenir conductas de riesgos en los adolescentes, de la Organización Panamericana de la Salud cuya elaboración ha sido encargada por la Asociación por una Sociedad más Justa (ASJ); con ayuda de este programa se capacitó en tres sábados consecutivos al equipo Arquidiocesano, así como a coordinadores de varias parroquias para formarse y vivir la experiencia de familias fuertes. El desafío por las familias hondureñas es grande, por eso se comenzó a trabajar en este proyecto, que consta de 7 sesiones, en donde hay sesión de padres, y a la misma hora sesión con jóvenes, después se unen padres y jóvenes en la sesión familiar para compartir. Hay cuatro centros pilotos en donde ya se trabaja con este proyecto; parroquia Sagrada Familia, parroquia San Pedro Apóstol, Divino Paraíso y La Cantarero. Este programa ayuda a fortalecer el trabajo catequético.

A %d blogueros les gusta esto: