Noticias en desarrollo

Su legado sigue animando la fe

Su legado sigue animando la fe Se conmemoraron dos años de la Pascua eterna de Nelson Danilo Aceituno, una de las voces más recordadas en la evangelización de esta Arquidiócesis.


Texto y fotos: Eddy Romero
emromero@semanariofides.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
“No se han ido del todo, si aún podemos su risa evocar, su carácter y su bondad, no se han ido del todo” este verso de la canción de Martín Valverde expresa el sentir de miles de feligreses que recordaron con cariño, nostalgia y alegría el segundo aniversario de la Pascua eterna de Nelson Danilo Aceituno, el recordado comunicador social de Radio Católica La Voz de Suyapa
Para honrar a este misionero de la Eucaristía, se realizó una Misa en la capilla del hospital El Carmen, que presidió el padre Fidel Martínez, párroco de la Iglesia San José de la Montaña.
Este lugar, que fue el sitio donde Danilo entregó su alma bajo la protección de la Virgen María recibió la visita de familiares, amigos y compañeros de labores para pedir la intercesión de quien siempre recordaba con alegría que tuviéramos “Ánimo y  más fe”.

ME VOY EL MARTES Una de las amigas más entrañables que tuvo Danilo ha sido la hermana Cruz Idalia Pérez, superiora de la comunidad religiosa que atiende el hospital El Carmen. Ella recuerda aquellas palabras que siempre le decía Danilo “Marta y María han de andar siempre juntas, la oración y la acción nunca deben separarlas”.
Sobre él recordó que “pasó por este mundo haciendo el bien y es una invitación que a todos nos hace, el seguir con ánimo y con más fe, hoy más que nunca lo necesitamos, creo que eso nos seguiría gritando en este momento, que como país, como mundo estamos viviendo, ánimo y con más fe”.
Ella fue una de las privilegiadas que estuvo al pie de su cama en aquellos últimos momentos  en esta tierra. “Fue una gracia de Dios, teníamos una bonita amistad con él y desde el día que ingresó al hospital, él me decía: es que no tengo que internarme, me pueden dar el tratamiento así; yo le dije: Danilo se va a quedar,  y él respondía: no pero es que yo no tengo nada, es que tengo que ir a la beatificación de monseñor Romero. Yo le mencione “Si Danilo es que va a ir, es que va a ser el martes me insistía”.
Al final dijo “me voy a quedar, por obediencia, me voy a quedar pero yo el martes, llueve, truene o relampaguee yo me voy, si le dije, Danilo usted se va a ir el martes, tranquilo, se va el martes”. Ese día, martes 19 de mayo, estaba prevista la salida del equipo de Suyapa Medios rumbo a El Salvador, para la cobertura de ese importante suceso. Aquellas palabras se volvieron proféticas, porque aquel 19 de mayo, que era martes, Danilo se fue, partió hacia la casa del Padre.

ES MI AMIGO Otro de los amigos inseparables que tuvo Danilo, especialmente en el ámbito laboral, es Pedro Sierra. “Pedrito” como todos lo conocen recuerda aquel momento como si fuera este día. “Cuando lo llevamos al velatorio, miraba aquel montón de personas que llegaban a visitarlo, era interminable esa fila, pero yo quería estar solo con él, sin que nadie me interrumpiera, porque era mi amigo el que se estaba yéndose y que ya no lo iba a volver a ver, cuando estuve con él le dije: porqué te fuiste, porqué me dejaste, tantas cosas que uno reclama a su ser querido cuando se le va”.
El día de la Eucaristía de cuerpo presente, narra Pedrito que el padre Carlo Magno le pide que lea la segunda lectura. “Luego de eso me llaman, porque estábamos esperando el nacimiento de nuestra hija menor que ya tiene 19 meses; resulta que mi esposa tenía problemas porque se le iba a caer nuestro bebé; no sabía que hacer porque era el entierro de Danilo y estaba la situación de mi esposa. Le dije a Marvin Cruz, y me dijo que me fuera, me dijo: que te hubiera dicho Danilo, y me fui. Mi hija allí está, nació y en su honor, se llama Daniela”.
“Danilo ha estado conmigo siempre, hoy que visite su tumba, es una alegría, porque es mi amigo, y también fue mi padre, mi mentor, por él, salí adelante en muchas cosas, por él, yo soy lo que soy. Para mí ha sido una pérdida muy grande, lo sigo llorando, añorando y esperando ese encuentro cuando estemos juntos”.

Danilo fue un hombre que vivió esa dimensión bautismal de ser profeta, también esa dimensión cristiana a fondo definitivamente. Yo creo que Danilo nos ha dejado y nos sigue dejando tanto”
Cruz Idalia Pérez
Religiosa

A %d blogueros les gusta esto: