Noticias en desarrollo

¿Cómo un enfermo puede ser misionero?

¿Cómo un enfermo puede ser misionero? Todo enfermo puede ser misionero; hoy te damos una pequeña información que te servirán para identificarte y evangelizar desde la enfermedad.


Texto y fotos: Elvety Marisol Flores S                                                                                                                                                               comunicaciones OMP-A
III año de Teología
Perfil del Enfermo Misionero
1. Persona que asume cristianamente su condición de enfermo. (Col. 1,24)
Todo enfermo pasa por las siguientes etapas de la enfermedad:
a. Negación
b. Ira
c. Negociación
d. Depresión
e. Aceptación
El enfermo misionero es el que ha caminado en su proceso y ha llegado a la quinta etapa que es la aceptación de su condición de enfermo. La enfermedad no es un castigo porque Cristo mismo afirma que la enfermedad no es un castigo sino la ocasión para que se manifieste la gloria de Dios (Juan 9,1-3).
2. Persona de fe que se abandona a la voluntad de Dios (Lc. 12, 25-26)
El enfermo misionero busca la voluntad de Dios no la propia, se dispone a acoger el plan del Señor para su vida.  Lucha por su salud haciendo todo lo posible por recuperarla, pero sabiendo que el Señor es el que dispone todo para su bien, aunque humanamente parezca que su situación empeora.
3. Persona orante.1 Tes. 5, 16-18
El enfermo misionero sabe que dispone de mucho tiempo y este lo aprovecha para orar, para interceder ante el Padre por los demás enfermos y por los misioneros. Valora la oración como un instrumento eficaz para realizar la misión porque desde su cama de enfermo puede evangelizar para transformar corazones. Con su oración sostiene a todos los misioneros del mundo.
4. Persona que se alimenta de los sacramentos y de la Palabra de Dios. Mt. 4,4 y Marcos 6,7-13
El enfermo misionero vive la experiencia de que “no solo de pan vive el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.”
Su bienestar no depende sólo de los medicamentos porque sabe que hay un alimento que nutre mejor que los medicamentos y la comida, es Jesús Eucaristía y la Palabra de Dios. También es de gran alimento y fortaleza, vivir el sacramento de la reconciliación, sacramento por el cual se pone en armonía con Dios, consigo mismo y con los demás.
Con el sacramento de la unción de enfermos se fortalece física, espiritualmente y ayuda a otros enfermos.
5. Persona con identidad católica. Col.1,6 -8. 2 Tésalo 2,15 manténganse firmes fieles a la tradición, los anima el propio Jesús.
El enfermo misionero es una persona que tiene una firme identidad católica, que conoce y vive lo que la Iglesia enseña sobre Jesús, que no se confunde ante lo que dicen otros grupos religiosos.
6. Persona comprometida con la misión de la Iglesia. 1 Cor. 12, 27-28
El enfermo misionero no sólo espera de la Iglesia, sino que busca aportar desde
sus cualidades, sus bienes, su tiempo, su oración. No se siente solo es parte del gran cuerpo de Cristo que es la Iglesia.
formas concretas de comprometerse como Iglesia:
a- Cooperación espiritual: orando por los misioneros, por la labor del Papa Francisco y por las diversas actividades que realiza la Iglesia.
b-Cooperación material: ayudando económicamente a los misioneros, también colaborando con manualidades o donativos en especies para las actividades misioneras.
7. Persona dispuesta a estar en constante formación misionera. Hc. 2,42
El enfermo misionero es un discípulo de Cristo, es decir alguien que está aprendiendo siempre de su Maestro que es Jesús y las recibe de la Iglesia en sus diversas instituciones.
8. Persona con disponibilidad para la misión. 2 Timoteo 4,2
No es sólo desplazarse para evangelizar, anunciando a Jesús en todo momento. El enfermo misionero se siente útil por sus acciones grandes o pequeñas, con actividades y gestos pequeños del día a día participando activamente en la misión que Jesús le ha confiado a la Iglesia y a cada uno de sus miembros.

A %d blogueros les gusta esto: