Noticias en desarrollo

Editorial del Domingo 28 de Mayo de 2017

Verdad y justicia Nuevamente estamos en la celebración del aniversario de “Fides”. Son 61 años los que han transcurrido, desde que aquel 26 de mayo, cuando el P. Alfonso Molina, publicó en la Catedral, el primer número impreso de lo que con el tiempo, el trabajo y la determinación de sus editores, se convertiría en el “Decano de la Prensa Nacional”.


“Fides”, es un medio de comunicación de la Iglesia Católica hondureña que con verdad y con justicia, ilumina fundamentado en el Evangelio, la cultura mediática en que está inmersa la sociedad de Honduras.
La verdad que es Cristo, se percibe a través de los diferentes temas eclesiales, en los que se difunden, los varios aspectos de la actividad evangelizadora que realiza  nuestra Iglesia Católica, en los distintos espacios de la geografía hondureña.
Todo el contenido de “Fides” está hecho con una redacción periodística profesional, en un atractivo diagramado y con una mesurada ilustración a colores. Por ello, los lectores se sienten invitados a informarse de la realidad vivencial de la Iglesia Católica en cada una de las varias diócesis. Y la actividad desplegada por cada uno de los obispos.
Es un semanario que por respeto a la Verdad, no contiene lenguaje ofensivo o malicioso. En sus páginas existe un profundo respeto por la dignidad de las personas, y se hace énfasis en los aspectos positivos de la información.
De esta manera “Fides” tiene un alto valor formativo en la difusión de los valores y los principios éticos y espirituales, que resultan tan necesarios, para que pueda existir  una convivencia, armónica  y respetuosa, en la sociedad.
Todo lo cual está en contraposición a otros medios de comunicación, que hacen de la especulación negativa y las ofensas a la dignidad de las  personas, un contenido que está siempre permanente en sus ediciones. Y así se crea un clima de intolerancia y de aversión, que destruye la necesaria solidaridad humana, que debe tener lugar preeminente  en los distintos aspectos de relaciones, que se forjan entre los ciudadanos.
“Fides” se convierte así, en un vehículo de expresión, de entendimiento y comprensión humanos, que fortalece la paz en las comunidades católicas. Tal como lo expresara el documento de Aparecida: “La Iglesia es casa y escuela de comunión”.
“Fides” también está fuertemente influenciado por la justicia evangélica, por ello, con
mucha frecuencia difunde las necesidades y las virtudes cívicas y espirituales que configuran a las comunidades parroquiales, movimientos apostólicos y de diferentes congregaciones, que donan sus vidas al servicio de los demás.
Así como también es necesario destacar el énfasis vocacional que también se respira en todas las ediciones del semanario. Gracias a la acción del Espíritu Santo, todos los años aumenta el número de los que hacen su ingreso a los seminarios, y en todas las diócesis hay ordenaciones de nuevos presbíteros.
En el aspecto de la justicia cristiana, continuamente se aborda en las ediciones de “Fides” los problemas que causan mayor daño en la vida de los hondureños, como es la pobreza que aflige a más del 60% de la población. Pobreza  que conlleva consecuencias dolorosas como la falta de empleo, la emigración y la violencia criminal.
Siempre que se tratan  estas circunstancias negativas, se  pone el mayor acento en la búsqueda de formas de prevención. Un aspecto fundamental es la exaltación de la institución de la familia. La solidez y fortalecimiento de las familias constituyen una de las prioridades en la vida pastoral de la Iglesia,
Gracias a los distintos aspectos de la pobreza que se han divulgado en “Fides”, se han sensibilizado muchas organizaciones católicas, de laicos y de consagrados. Así ha sido posible señalar distintas manifestaciones de la caridad que, miembros de la Iglesia están realizando en todo el país. De esa manera se ha podido configurar una vasta obra de ayuda a los pobres,
Existen muchas personas que han expresado su opinión acerca del papel que “Fides” cumple en sus vidas, como un elemento idóneo en la formación de su fe, ya que la variedad y seriedad de su contenido, lo convierten en una fuente veraz de conocimiento acerca del gran trabajo pastoral y formativo  que realiza la iglesia Católica hondureña. Estos 61 años del Fides, son un tiempo de Dios para el servicio de su pueblo amado.
Como lo expresara el Señor Jesús: “Yo estaré con ustedes todos los días  ….  hasta el fin del mundo”

A %d blogueros les gusta esto: