Diócesis San Pedro Sula

Sellados con el Espíritu del amor

Sellados con el Espíritu del amor
Jóvenes y adultos reciben el Sacramento de la Confirmación; monseñor Ángel Garachana los ungió con el Santo Crisma
Texto y fotos: Hellen Montoya Hand Aguilera
montoyahj9@gmail.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Misorna Herrera lució un vestido blanco para acudir a la ceremonia de confirmación realizada recientemente en la iglesia San Vicente de Paúl en San Pedro Sula.
La joven de 16 años de edad,  quien además reside en el  Hogar Casa de la Niña,  afirma que recibió consuelo de Dios cuando monseñor Ángel Garachana aplicó sobre su cabeza el Santo Crisma. “Jamás en mi vida había experimentado la presencia viva de Jesús”, explica la recién confirmada quien es originaria de La Mosquitia.
Misorna comenta que cuando el obispo puso sus manos sobre su frente, lloró. “No es como las veces que he estado triste, sino un llanto sereno y de descanso”, describe, asegurando que era el Espíritu del Señor tocándola, llenándola de su amor y dándole fuerza.  De acuerdo a esta feligresa recién confirmada, Jesús está vivo; añade que esa experiencia no la tuvo en la anterior religión que profesaba. “Quiero servir a Dios. Tengo hambre espiritual para rezar y contemplar la imagen de Dios”, indica.
Esta adolescente desea estar cerca de Dios; amarlo y servirlo siendo catequista. “Sentía que no era amada pero ahora pude sentir el amor de Dios y sé que ese amor será para siempre”, asevera, ampliando que no quiere seguir en cosas malas.
El semblante de Misorna se tornó de cabizbajo a sonriente. “He estado triste porque extraño a mi familia pero ahora salgo de aquí feliz”, concluye diciendo que experimentó un descanso y que su alma reposa en paz.
La iglesia católica San Vicente de Paúl, festejó la confirmación del espíritu de 84 feligreses que recibieron los dones  del Espíritu Santo;  sabiduría, entendimiento, consejo, fortaleza, ciencia piedad y temor de Dios.
La Eucaristía fue oficiada por el obispo de la Diócesis de San Pedro Sula, monseñor Ángel Garachana. Los confirmados, la mayoría jóvenes recibieron catequesis durante dos años.

REGALO. De acuerdo al Obispo Garachana, el Sacramento de la Confirmación da el espíritu de Cristo para el apostolado de la misión. “La Confirmación es el sacramento que quienes lo reciben tendrán fortaleza de ser testigos del Señor ante la sociedad”.  El momento solemne de la Confirmación fue la unción con el Santo Crisma. El obispo les impuso las manos y los marcó con una cruz como símbolo de propiedad de Cristo.
“Reciban los dones del Espíritu Santo para que nunca se avergüencen de dar testimonio entre si y hagan con amor su voluntad. Guarden ese mensaje en su corazón y vivan como discípulos”.  En su homilía el obispo amplió que por medio de esta unción, el confirmando recibe el sello del Espíritu Santo para convertirse verdaderamente en “católicos”, para vivir, pensar, actuar, con toda la Iglesia.
Para Héctor Muñoz, es día de alegría aceptarse como cristiano y haber aprendido las reglas de Dios. “Ha sido un paso muy importante en mi vida. Quiero ser un ejemplo para los demás”.

A %d blogueros les gusta esto: