Noticias

JMJ Panamá ya tiene logo

JMJ Panamá ya tiene logo Asimismo, ya cuentan con la Cruz de la JMJ y el Ícono de la Virgen María, signos propios de las Jornadas Mundiales de la Juventud que el papa San Juan Pablo II regaló a los jóvenes. Agencias. La Arquidiócesis de Panamá y el Comité Organizador Local (COL) dieron a conocer el logo oficial de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se realizará en Panamá del 22 al 27 de enero de 2019, en el marco de la XLVII Cita Eucarística que se realizó en el estadio deportivo Arena Roberto Durán, en la capital de Panamá.


Se encuentran representados en el logo el istmo de Panamá, el lugar de acogida; el Canal de Panamá, que simboliza el camino del peregrino; la Cruz Peregrina o Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud y la silueta de la Virgen María con una corona de cinco puntos que representa a los cinco continentes. Las figuras aparecen envueltas en un corazón que representa el amor de Dios. Los colores blanco, azul y rojo identifican la bandera panameña.
Otro aspecto simbólico del logo ganador es la vinculación de la letra “M” que se insinúa en la forma del corazón, que si bien alude al lema “Puente del Mundo, Corazón del Universo”, también sugiere el nombre de María.
Según informó el Arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, “esta creación pertenece a una joven de 20 años de edad, quien participó de varias jornadas desde muy pequeña”. Ambar Calvo, estudiante de arquitectura de la Universidad de Panamá, fue la creadora del logo elegido entre 146 presentaciones que participaron de un concurso que inició en febrero de 2017.
La joven estudiante de arquitectura agradeció a las religiosas del colegio Pureza de María donde ella cursó estudios, quienes fueron las que le ayudaron a desarrollar su talento artístico, haciéndolo parte de su vida y profesión, y quienes además le motivaron a participar en el concurso.

SENTIDO La creadora del logo “pudo captar el mensaje que deseamos enviar a los jóvenes del mundo, la pequeñez de nuestro país, pero la grandeza de nuestro corazón, abierto a todos y todas sin exclusión de nadie, de la mano de la Virgen María, un modelo de joven valiente, comprometida y generosa que supo decirle ‘sí’ ante el llamado de Dios”, afirmó el arzobispo, quien destacó el talento de los jóvenes que participaron en el concurso. El prelado, quien estuvo a cargo de presentar el logotipo, también recordó que “los jóvenes
son la reserva moral y humana de nuestra sociedad y de la misma Iglesia. Ellos son capaces de transformarlo todo positivamente, arriesgándose como lo hizo la adolescente María de Nazaret, si somos capaces de enseñarles a amar como Jesús lo hizo con nosotros”.
La joven, por su parte, indicó que desde los 12 años siente una afinidad por el arte como medio de expresión, y lo que quiso mostrar con el logo propuesto fue “la ternura y la entrega de María en su mejor escena: el Hágase”.
“La JMJ es una bocanada de aire fresco para esta juventud que tanto lo necesita. ¡Sociedad, Iglesia, despertemos! Nuestra juventud muere sin que hagamos nada. Pasemos del discurso a la acción. Los jóvenes –resaltó el Prelado– son los verdaderos protagonistas de esta JMJ. Esta es nuestra Jornada, tenemos que prepararla con los jóvenes y para los jóvenes”, agregó.

PATRONOS En la noche previa a este evento, también en el estadio Arena Roberto Durán, se realizó una vigilia de oración donde se recibió la Cruz Peregrina y el Ícono de la JMJ. Asimismo, se dieron a conocer los ocho patronos del encuentro. Ellos son: San José Sánchez del Río, el niño mártir cristero; San Juan Diego, mensajero de la Virgen de Guadalupe; la beata Sor María Romero Meneses, religiosa de las Hijas de María Auxiliadora y fundadora de obras sociales para los más necesitados; el beato Oscar Romero, obispo y mártir defensor de los pobres; San Juan Bosco, patrono de la juventud; San Juan Pablo II, el gran iniciador de la JMJ; San Martín de Porres, primer santo mulato de América, y Santa Rosa de Lima, primera santa de América.

El dato
La Cruz que Juan Pablo II entregó
Cerca del altar mayor de la Basílica de San Pedro, donde todos pudiesen verla. Así fue instalada una gran cruz de madera, de una altura de 3,8 m, tal como él la deseaba. La cruz es de madera simple. En el eje vertical del centro hay una placa metálica, que lleva grabado las palabras del Papa Juan Pablo II, el 22 abril de 1984, cuando esta Cruz dio a algunos representantes de la juventud del mundo. Al final del Año Santo, después de cerrar la Puerta Santa, el Papa entregó esa misma cruz a la juventud del mundo, representada por los jóvenes del Centro Internacional Juvenil San Lorenzo en Roma.

Icono de la Virgen
El Icono de la JMJ es en cambio una copia en el icono de la madera “Salus Populi Romani”, ubicado en la Basílica Santa María Mayor en Roma. Este icono, cubierta de plexiglás, se confió a los jóvenes por el Papa Juan Pablo II El 10 de abril de 2003, que, junto con la Cruz, su toma en todo el mundo como signo del amor de Cristo por la humanidad y la presencia materna de María junto a los jóvenes: “A la delegación que ha venido de Alemania le entrego también el icono de María. De ahora en adelante, junto con la Cruz, este icono acompañará las Jornadas Mundiales de la Juventud. Será signo de la presencia materna de María junto a los jóvenes, llamados,  a acogerla en su vida.”
La versión original del icono es custodiada en la Basílica de Santa María la Mayor en Roma.

A %d blogueros les gusta esto: