Diócesis La Ceiba

Fervor y colorido en la fiesta patronal de los ceibeños

Fervor y colorido en la fiesta patronal de los ceibeños
En el marco de los 100 años de la Feria Isidra, la Diócesis de La Ceiba celebró a su santo patrono. La noche del 14 de mayo las calles principales se llenaron de luces y el jacal de frutas; el lunes 15 se celebró a nivel diocesano con una Eucaristía en honor a San Isidro Labrador.
Texto: Dania Velázquez MCM
FotoS/ Rolando Obando
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Celebrando un aniversario más a San Isidro se realizó la tradicional procesión por las principales calles de La Ceiba. Este 2017 se contó con la participación de un invitado especial, el Obispo de Trujillo, monseñor Luis Solé, también estuvieron presentes el obispo de La Ceiba monseñor Miguel Lenihan, el párroco de San Isidro Carlos Felipe Rodríguez, el vicario Jesús Calderón, padre Ivis Castillo capellán de la Universidad Católica campus La Ceiba y en el jacal se incorporó el párroco de la Natividad Vicente Chirinos.
Una novedad en la caminata fue la cuadrilla de jinetes a caballo que detrás de una mulita cargada de frutos, abrieron la procesión. Se hicieron presente, además de las autoridades civiles, los institutos educativos de San Isidro con su tradicional banda marcial escolar; la Bilingual School; la Escuela Parroquial San Isidro, el Instituto María Regina con sus antorchas que alumbran el andar de la procesión, así como el Instituto Pico Bonito. No faltó la tradicional presencia de Mis Mundo Honduras, las reinas y princesas de la Feria Isidra y del carnaval. Junto a la imagen la presencia de los feligreses, monaguillos y sacerdotes.
Termina la tradicional procesión frente a la Catedral, en donde se pone el jacal de San Isidro desde hace 4 años, ahí llega la imagen del santo y se celebra la Eucaristía. Al término de ella el cielo se ilumina con fuegos artificiales y en el jacal se hace la venta de los frutos donados en apoyo a los gastos de la celebración, enseguida la noche es acompañada por presentaciones de danza folclórica, cantos, oraciones y danzas, hasta las 12 de la noche que se cantan las mañanitas. Después la imagen de San Isidro entra a la iglesia donde se lleva a cabo en la mañana la celebración diocesana y por la tarde la parroquial.
En la homilía de la Vela a San Isidro, monseñor Solé compartió la homilía resaltando la característica de quién vive el evangelio: la práctica de la justicia y la humildad. Señalando que San Isidro así era, practicaba la justicia, la lealtad y la humildad; además de la cualidad de todo cristiano: la paciencia.  “San Isidro es un labrador que supo aguardar pacientemente los frutos”, así la vida requiere de tiempo y paciencia; paciencia y constancia, esperar la madurez. Características que invitó a las y los presentes a imitar.

UNA FIESTA DIOCESANA El 15 de mayo día de San Isidro patrono de agricultores y agrónomos se hizo a las diez de la mañana la celebración eucarística a nivel diocesano.
En la catedral adornada en rojo y café, con frutas y flores para esta gran fiesta patronal, asistieron los sacerdotes de todas las parroquias de la Diócesis de La Ceiba, algunas congregaciones religiosas femeninas y feligresía, mayoritariamente de las cuatro parroquias aledañas a San Isidro. También se hicieron presente autoridades civiles y militares, representantes de la policía y la naval, así como las reinas de la feria y carnaval.
La celebración Eucarística fue transmitida por las cuatro radios católicas de la diócesis, Radio San Isidro y Radio Belén en La Ceiba, Radio Subirana en Tela y Radio Viator en Jutiapa; además de dos canales de la ciudad que retransmitieron la Eucaristía y los medios que cubrieron la noticia como parte del centenario de la Feria Isidra.
En la homilía Monseñor Lenihan, Obispo de la Diócesis de La Ceiba, resaltó tres características de San Isidro para la vida de cada uno de los presentes: en relación con la familia, humana y cristiana; como hombre de trabajo y la santificación del trabajo; y el evangelizador que fue, sembrador de la semilla de Dios. “Así como la semilla es sembrada en el campo, igual lo hizo con la Palabra”.
De la familia, el Obispo resalto del santo, la paciencia, el perdón la comprensión y la bondad. Advirtió que hoy se descuida a la familia y es urgente trabajar con las familias “un hogar feliz es el mejor regalo para la familia… en la familia aprendemos la justicia, el amor, y la reconciliación. Nuestra familia es pequeña iglesia de adoración, un santuario de amor vivo.” afirmó.
Del trabajo y su santificación, retomando a San Isidro, invitó a trabajar con amor en el corazón, “no se hace (el trabajo) para salir del paso o de mala gana, sino hacerlo con el corazón” Pidió que la tierra, que es una madre que acoge y nutre hay que trabajarla y respetarla. “Me gustaría que este departamento fuera un lugar de siembra y cosecha abundante… hacer producir la tierra y con ella el trabajo respetando la naturaleza y la madre tierra” “Seamos buenos trabajadores y convirtamos nuestro pueblo en un lugar de frutos abundantes” pidió monseñor Lenihan.

“Tiempo de ponernos en marcha” La parroquia San Isidro tiene ya 114 años, pero la iglesia, hoy reconocida catedral San Isidro, tiene 52 años de construcción. Desde ese tiempo la estructura no ha tenido ningún arreglo, sólo lo estético y de mantenimiento, por lo cual hoy se ve necesario y urgente su reparación, sobre todo en lo que respecta al techo, y lo eléctrico. También es necesario poner a funcionar el reloj y acondicionar las gradas que llevan a él pues ya están inservibles. Sin olvidar la pintura y embellecimiento exterior.
Todo esto se pretende lograr con el proyecto de restauración “Con Dios en el corazón, es tiempo de ponernos en Marcha” que el párroco de San Isidro ha dado a conocer hace unas semanas. Si la feligresía, comunidad local y externa apoya económicamente para que este se dé, se concluirá a finales del mes de julio.
Es por ello que la Catedral ha sido cerrada al término de las fiesta patronal y ha iniciado el tiempo de reparaciones. En la celebración de la Vela, el padre Carlos F. Rodríguez, párroco de la iglesia San Isidro, ha invitado a las familias a ser donadoras de un metro de techo, lo cual se hará mediante talonario. También invitó a ser parte de las próximas actividades que se realizarán para alcanzar la meta y concretar este proyecto de restauración y embellecimiento de la Catedral. Los donativos también se están recibiendo en la cuenta del banco Atlántida número 3201648170 a nombre de Iglesia Católica.

El dato
Isidro Labrador
Se canonizó a Isidro Labrador en el año 1629 por el Papa Pablo IV siendo el primer laico en ser elevado a los altares, junto a grandes guías espirituales como Santa Teresa de Ávila (refundadora de la Vida conventual y teóloga), San Ignacio de Loyola (iniciador de los Ejercicios Espirituales y teólogo), San Francisco Javier (Religioso Misionero), y San Felipe Neri ( Religioso Educador).