Noticias

¿Dónde está nuestra madre María?

¿Dónde está nuestra madre María?  Está a tu lado siempre presente en la misión Mirian Navas (coordinadora de IAM-A )    comunicaciones omp-a Síguenos en www.fidesdiariodigital.com Todos los cristianos tenemos la dicha y el gozo de contar con una luz en el cielo, que nos guía en cada uno de nuestros pasos y con su ejemplo ser imitadores suyos, esa estrella es nuestra Madre “La Virgen María”.

¿Por qué sentirnos solos, si sabemos que nuestra Luz en el cielo no se apagará?, ¿será que nuestra Fe baja su intensidad?, Claro que no, podemos decir que en algunas ocasiones no ponemos nuestras actividades en manos de Dios y de nuestra Madre Celestial “La Virgen María”.
Cada uno de los niños y niñas misioneros siempre oran a la Luz de nuestra Madre María, dando gracias por la vida, por la familia, por cada una de las actividades realizadas y también por todos los niños del mundo. Es importante compartir que tanto es el respeto y el amor que los niños y niñas misioneros tienen a su Madre que, en muchas de sus visitas a enfermos, y a otros niños en cada uno de los actos cristianos siempre representan a Nuestra Madre a través de la vestimenta, el rosario misionero, oraciones, versos, cantos católicos marianos, dramatizaciones, lemas como: “Con Jesús y María misioneros cada día” y muchas otras.
Es importante destacar que todos tenemos la misión de llevar la buena nueva de Jesucristo porque hay muchas personas que tienen sed de esa palabra de vida y que están a la espera de recibirla e iniciar la renovación de sus vidas. para un niño misionero María es él modelo por ser la primera misionera, era humilde, pura, decidida y valiente para enfrentar la vida, era capaz de callar cuando no entendía, de reflexionar y meditar; se preocupaba por los demás era servicial y caritativa; tenía la fortaleza moral, era franca y sincera, leal y fiel. La Virgen María es, modelo para las mujeres. Es también para los hombres el tipo ideal de mujer.
Siendo madre «de Cristo» y, siendo nosotros por adopción, hermanos de Cristo, María es también Madre «nuestra». Así lo dijo también expresamente Cristo en la cruz cuando le dijo a Juan: «He ahí a tu madre» (Jn. 19, 27). María, siendo discípula y seguidora de Cristo, la que va delante en nuestra peregrinación hacia Cristo, la que nos muestra el camino y nos anima a seguirlo: modelo de fe, esperanza y amor. Estando María ahora en el cielo, intercediendo por nosotros, nos encomendamos a ella para que nos ayude a vivir aquí en la tierra como cristianos y alcanzar nuestro destino final que es el cielo
Todos los discípulos del Señor y los hijos de María Nuestra Madre Celestial estamos llamados a cultivar la alegría de la evangelización, caminemos con júbilo y gozo. Así como nos indica el Papa Francisco “La inmensa multitud que acoge el anuncio de Jesucristo no puede dejarnos indiferentes” adelante, “¡No dejemos que nos roben la alegría de la evangelización!”
¡Con Cristo misionero, vamos al mundo entero!
omp-arquidiocesis@hotmail.com

A %d blogueros les gusta esto: