Voz del Papa

“No tengamos miedo de ensuciarnos por nuestra gente”

“No tengamos miedo de ensuciarnos por nuestra gente”
El mensaje del Papa fue leído por el presidente del Celam, cardenal Rubén Salazar Gómez que de este modo dio por inaugurada la Asamblea En El Salvador.
San Salvador (El Salvador) (AICA) “Como pastores somos invitados a asumir: no tengamos miedo de ensuciarnos por nuestra gente. No tengamos miedo del fango de la historia con tal de rescatar y renovar la esperanza. Sólo pesca aquél que no tiene miedo de arriesgar y comprometerse por los suyos”, expresó el papa Francisco en el mensaje, emotivo y directo que envió para la XXXVI Asamblea General Ordinaria del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam).
“Es cierto, no lo podemos negar, -escribe Francisco en su mensaje- la realidad se nos presenta cada vez más complicada y desconcertante, pero se nos pide vivirla como discípulos del Maestro sin permitirnos ser observadores asépticos e imparciales, sino hombres y mujeres apasionados por el Reino, deseosos de impregnar las estructuras de la sociedad con la Vida y el Amor que hemos conocido. Y esto no como colonizadores o dominadores, sino compartiendo el buen olor de Cristo y que sea ese olor el que siga transformando vidas”.
“Sean todos bienvenidos al más pequeño de los países del Celam. A uno de los países más pobres y de los que sufren más violencia en el mundo”, dijo por su parte el arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas, en su calidad de anfitrión del encuentro. “Bienvenidos a la tierra del beato monseñor Oscar Arnulfo Romero y de Rutilio Grande y otros mártires” de la Iglesia salvadoreña, agregó monseñor Escobar que hizo referencia a que la presencia del Celam en El Salvador es una muestra de solidaridad con este pueblo que sufre el flagelo de la violencia. Luego de la solemne entronización de la Palabra con la Lectio Divina (meditando Hechos: 4, 32-35), los obispos participantes procedieron a formar las comisiones en las que trabajarán y se involucrarán directamente en los siguientes días para obtener los resultados esperados por esta sesión ordinaria.
Esta asamblea ordinaria del Celam tiene por objetivo evaluar y profundizar en el quehacer del trabajo realizado en el último cuatrienio; además de celebrar algunos acontecimientos de singular importancia para la vida del Celam, como los 10 años de Aparecida, los 20 años del Sínodo de la Iglesia en América, 25 años de Santo Domingo, los 75 años de la creación del Secretariado Episcopal de América Central (SEDAC), los 100 años del nacimiento del Beato Oscar Arnulfo Romero y los 175 años de la creación de la Arquidiócesis de San Salvador.
“Vinimos como hijos y como discípulos a escuchar y aprender que es lo que hoy, 300 años después (de la aparición de nuestra Señora de Aparecida), este acontecimiento nos sigue diciendo”, manifestó el Papa en su mensaje.