Arquidiócesis

Dos décadas de servir a Dios y a la Iglesia

Dos décadas de servir a Dios y a la Iglesia
“Es un orgullo para nosotros estar de pie tantos años llenos de mucha satisfacción y experiencias porque hemos caminado con responsabilidad y perseverancia”.
Texto y foto: Irma Yolanda Cruz
yolivacruz@yahoo.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Neuma  (Nuevos Evangelizadores Unidos a María) cumplieron 20 años de servicio a la Iglesia.

Este ministerio  se fundó el 23 de abril del año de 1997 después de una Vigilia Pascual que se realizó en el estadio nacional, fue impresionante porque nos reunimos varios coros de las diferentes parroquias. El encargado de iniciar con un coro fue Walter Edgardo Aceituno, ya que en nuestra parroquia no existían coros para ese entonces. El nombre de nuestro grupo significa espíritu y también para nosotros cada una de sus letras quiere decir Nuevos Evangelizadores Unidos a María, el cual fue escogido por Danilo Aceituno (QDDG) a quien le damos las gracias. El logo de nuestro coro fue elaborado por el ex-miembro Isaac Adalberto Cruz Vásquez.
Es un orgullo para nosotros estar de pie tantos años llenos de mucha satisfacción y experiencias porque hemos caminado con responsabilidad y perseverancia, hemos pasado alegrías y tristezas como todo grupo; somos un grupo lleno de entusiasmo que da un servicio sencillo y voluntario pero lleno de amor.
Actualmente contamos con 14 miembros, siendo el director Walter Edgardo Aceituno y como coordinadora Irma Yolanda Cruz Vásquez.
Pertenecemos a la Iglesia Santa Cruz de la parroquia Cristo Rey y cantamos también hace 20 años en la Iglesia la Catedral de Tegucigalpa todos los domingos a la 6:30 a.m.; igualmente  en la capilla del hospital El Carmen hace 20 años todos los domingos a las 5:00 p.m., y durante 13 años cantamos   en la Universidad Católica de Honduras (Unicah)  campus de casamata.

AGRADECIMIENTO Queremos agradecer a Dios por permitirnos seguir con nuestro ministerio, le pedimos sabiduría sencillez y amor para poder alabarlo con todo el corazón, también agradecer de forma especial a la comunidad de Hermanas Carmelitas Misioneras de Santa Teresa del hospital El Carmen por su valioso apoyo, tanto espiritual como la amistad que nos han brindado durante estos años. Asimismo, al señor Federico Baltodano y su familia, al maestro de música Luís Rivera que nos ha colaborado con sus enseñanzas musicales, de igual manera a todas las personas que nos han  apoyado en nuestro caminar, pedimos sus oraciones por nuestro ministerio.