Los “Cerros de Plata” todavía sacian sed de los capitalinos

Los “Cerros de Plata” todavía sacian sed de los capitalinos Tegucigalpa contará por ahora con agua, pero… hay una crisis acuífera que necesita tratarse con urgencia  porque si no se prevén acciones, llegará el día que sí se diga, ya no hay agua en la capital.


Eddy Romero
emromero@semanariofides.com
Fotos: Archivo/Eddy Romero
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Aunque en las redes sociales y en el mundo digital, es una noticia que se “viralizó”, para miles de pobladores de muchos barrios y colonias de Tegucigalpa, el anuncio que hizo la Cadena de Noticias por Cable, más conocido por sus siglas en inglés CNN, que tan sólo le quedaban 20 días de agua a la capital hondureña no causó ninguna alarma. Esto debido a que un gran sector de la ciudad recibe el preciado líquido cada 15 o 20 días a lo mucho, mientras que en otros sectores, simplemente no lo reciben. La topografía del Distrito Central, caracterizada por ser un terreno quebrado, sumado al aumento desproporcional de la población por la constante migración del campo a la ciudad, las invasiones en los bastos cerros tegucigalpenses y el uso desmedido del agua por muchos inconscientes, refleja la crisis acuífera que desde hace muchos años vive la capital.
Uno de los proyectos que se han implementado desde hace varios años es el racionamiento programático, que tiene acostumbrada a muchos pobladores a trasnochar para “agarrar agua”. Son pocas las personas que no han sufrido este problema.

REALIDAD Según el gerente general del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados SANAA, Roberto Zablah, “ese grado de información, sin tener el conocimiento o la información adecuada de un tema tan sensible para los ciudadanos de la capital, creo que no es más que un acto de irresponsabilidad”.
Zablah dijo que “puedo garantizar que tenemos agua para los meses de mayo, junio, julio, agosto y la primera quincena de septiembre”.
Según el último registro de esta entidad estatal, la represa Los Laureles se encuentra en un 33.40% de su capacidad, que representa alrededor de 3.4 millones de metros cúbicos. Por su parte, La Concepción está en 42.64%, que representa 15. 43 millones de metros cúbicos. Esto representa en números fríos de 18.83 millones de metros cúbicos que dan la posibilidad de cubrir el servicio de agua potable en la capital, claro, esto siempre bajo el esquema de racionamiento.
Por su parte, Francisco Argeñal, meteorólogo de la Comisión Permanente de Contingencias Copeco, afirmó que “problema de agua en Tegucigalpa no se va tener administrando bien las represas.  El problema que hay,  es que las lluvias que se esperan este año no serán muy buenas, el pronóstico  muestra una distribución irregular de las lluvias para los próximos meses”.
Según el experto de Copeco, “se espera un 20% menos de lluvia para el mes de julio que el promedio general. En mayo, sale casi igual que el promedio, incluso un poco más lluvioso allí por la zona de Lepaterique; los primeros 15 días de junio arriba del promedio, pero ya para los otros meses, a partir de mediados de junio, las lluvias empiezan a mostrar un patrón más errático”. Este tipo de pronósticos, aunque es alentador en el tema de abastecimiento de agua para los pobladores, para lo que no es bueno esa distribución de lluvia es para la agricultura.

ACCIONES Aunque la ciudad no se quedará sin agua, la realidad es que este si es un problema que afecta mucho a los capitalinos y se tienen que tomar acciones, porque el crecimiento poblacional no se detiene y los embalses actuales no son suficientes. Según Zablah, se estarán incorporando a final de mes, “10 pozos que no estaban dando servicios y que se suman a la red de distribución de agua potable que va a garantizar el suministro”. Asimismo, dijo que han identificado 25 puntos altos de la capital donde se espera mejorar la red de distribución de agua potable que garantice  el suministro de esos sectores altos. Dijo que realizan otras acciones “como la colocación de medidores para garantizar que el agua que se consuma se pueda registrar y se pague, en zonas de alto consumo”.
En Planes del Mogote, se construyó un tanque de 20 mil galones, que les resolvió el problema a 187 familias. Lo mismo va a replicar en 10 puntos altos de la capital, dijo Zablah.
Los pozos estaban perforados hace más de 10 años en el sector de Mateo, van a entrar a operarse, además dos pozos más, uno en los Laureles y uno en la Satélite que van a entrar a beneficiar el servicio de agua potable  de la capital.
“Lo que sí tenemos que reconocer, que el problema de abastecimiento de la capital, para no estar bajo el régimen de racionamiento, tenemos que incorporar nuevas fuentes. Para eso, la alcaldía está haciendo un estudio para explorar la posibilidad de traer agua de la represa de Nacaome a través de una línea de conducción de más de 40 kilómetros con cinco estaciones elevadoras para la Concepción.  De igual manera, ya empezó a hacer un estudio de una nueva represa en Jiniguare en el sector sur del municipio del Distrito Central que va a alimentar La Concepción y en sus momentos de mayor productividad va poder alimentar Los Laureles. El embalse tendrá un costo que ronda los 100 millones de dólares. La represa alimentará a los embalses de La Concepción y Los Laureles, va a incrementar el abastecimiento a un 25 por ciento en la capital”.

ESTUDIOS También se está realizando un estudio de una batimetría para determinar el nivel de azolvamiento de la represa de Los Laureles y La Concepción, porque para nadie es desconocido que se desforestó la cuenca alta, se acelera el transporte de seguimiento hacia la represa y se perdió capacidad de embalse. Por eso es que en el invierno se observa en Los Laureles como se pierden millones de metros cúbicos que no se puede preservar en el invierno, pero que se añoran en el verano.
Con el tema de los bosques, que son los pulmones que abastecen los ríos, el experto de Copeco dijo que “lo que hacen es que permiten que el agua penetré al suelo, si se queman los bosques o se talan, cada día penetra menos agua al suelo y eso hace que cuando deja de llover o cuando llueve, toda el agua se va rápido para la quebrada o para el río, poca agua penetra al sub suelo y después esto se refleja que cuando deja de llover, las quebradas y los ríos se secan rápido. También el agua subterránea es menos”.

Las Cifras
18.83 Millones
De metros cúbicos están disponibles para abastecer la capital. Los Laureles se encuentra en un 33.40% de su capacidad máxima. Por su parte, La Concepción está en 42.64%.

CONTAMINACIÓN DEL AGUA
Debido al gran problema acuífero que atraviesan miles de capitalinos, muchos se ven obligados a comprar el vital líquido en carros cisternas o en algunos lugares específicos. Otros, la recogen de riachuelos o quebradas. Esto es preocupante, porque el primer factor que se afecta es la salud. Según la doctora Sonia Orellana, del Hospital Escuela Universitario, una de las primeras repercusiones para estos lugares que no cuentan con agua para consumo son los males gastrointestinales.  “Estas aguas son prácticamente residuales y están sumamente contaminadas. Las enfermedades que se encuentran por la contaminación del agua son las diarreas, los vómitos, las enfermedades en la piel. Pareciera que fueran pocos, pero se están dando muchas enfermedades en la piel”. Orellana recomienda que si no pueden hervir el agua, mejor le echen cloro. Asimismo, indicó que los principales casos de este tipo de enfermedades por la contaminación del agua se dan en las colonias Los Pinos, Suyapa, San Miguel y la Kennedy.

A %d blogueros les gusta esto: