Arquidiócesis

Con bombos y platillos honran al carpintero de Nazaret

Con bombos y platillos honran al carpintero de Nazaret
Encuentro deportivo, kermes y juegos pirotécnicos fue parte de lo que se vivió en esta fiesta parroquial.
Texto y fotos: Lilian Flores
liflores@semanariofides.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Con mucha alegría la parroquia San José Obrero de la colonia El Pedregal, cumple 41 años bajo la protección del hombre trabajador, el carpintero de Nazaret, hombre bueno que se caracterizó por su obediencia y sencillez.

De los diferentes sectores se desplazaron los feligreses para unirse a la celebración en honor a su patrón.
En la conmemoración al Día Internacional del Trabajador se honró la memoria del hombre que ayudó a María para que el plan de Dios se ejecutará,  San José hombre justo, admirable, responsable, trabajador que asumió una paternidad que no le correspondía, sin embargo aceptó los designios de Dios y se convirtió en el padre del Salvador del Mundo, enseñándole buenos valores  tanto morales como espirituales, así como inculcándole el amor hacia el trabajo.

FIESTA Desde muy temprano habitantes de la colonia y sectores aledaños realizaron diversas actividades que permitieron una verdadera convivencia familiar a nivel parroquial, entre ellas encuentro futbolístico y venta de comida con el propósito de recaudar fondos para las mejoras del templo, el cual se quiere hacer como un Santuario dedicado a la devoción de San José Obrero, con dos objetivos concretos, para  orar por la paz y para orar por una generación de empleo en nuestro país.
Previo al gran día se realizó la visita con la imagen de San José durante nueve días a los diferentes sectores de la parroquia, donde se celebró la Misa y se pidió para que Dios y la Madre Santísima  generen empleo a todas las personas que no tienen como llevar el sustento a sus hogares.
Al caer la tarde, los feligreses se encaminaron hasta la iglesia para participar de la Eucaristía, misma que fue presidida por monseñor José Antonio Canales, Obispo de la Diócesis de Danlí, quien gustosamente aceptó la invitación del párroco Gerardo Vallecillo para ser parte de esta fiesta, los vicarios Jorge Castillo y Jorge Palacios, junto al padre Aarón Martínez párroco de Nuestra Señora de Candelaria, Jacaleapa, Danlí, El Paraíso también fueron parte de esta celebración eucarística.

MENSAJE Durante la homilía monseñor Canales manifestó que a lo largo de la historia de la salvación Dios ha actuado, y se presenta como un Dios trabajador, laborioso, un Dios ordenado, que de la nada hizo todo, por eso a Él también hay que honrarlo como un digno trabajador. Al referirse a José agregó que Dios buscó para su hijo, a un hombre justo y bueno, no que no dudaba de María pero estaba confundido, y como no lograba entenderlo decidió repudiarla en secreto, cuando lo natural era castigarla moralmente, “el precio de esa traición era el descredito y el repudio de todos, pero la palabra nos habla de discreción y silencio, San José fue recordado por millones de personas en todo el mundo, como un siervo de Dios que su vida fue actuar, hacer la voluntad de Dios y eso lo hizo feliz, en medio de las circunstancias.
A los jóvenes ahí presentes les dijo; que así como José y María fueron llamados para realizar el plan de Dios, así ellos serán llamados para ser sus colaboradores, ya sea en la vocación sacerdotal, en la vida religiosa, o en la vocación matrimonial y que no se nieguen a este llamado.

El dato
Ejemplar figura
José un hombre justo, se caracterizó en sus relaciones familiares, por dar un trato de máximo respeto y apoyo a María, sirvió de modelo, por voluntad de Dios a Jesús. Son estas notas las que constituyen el aspecto fundamental de la familia cristiana vista internamente. Y nos llevan a afirmar que José es una de las figuras centrales del cristianismo, un hombre excepcional.