Noticias

Paz piden feligreses en fiesta de la misericordia

Paz piden feligreses en fiesta de la misericordia “Estamos en un lugar muchas veces de violencia, estigmatizado por la marginalidad, la pobreza, las drogas, la violencia, entonces invocamos al Señor pidiéndole que haya paz en el corazón”.


Texto y fotos: Eddy Romero
emromero@semanariofides.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Fieles de la parroquia San Pedro Apóstol clamaron por paz para el mundo, Honduras y sobre todo, las colonias de este sector capitalino en la fiesta de la Divina Misericordia. Salieron en procesión desde la sede en la colonia Ulloa, rumbo a uno de los sectores de la parroquia que está dedicado a Jesús misericordioso.
Durante este recorrido, iban rezando la coronilla de la Divina Misericordia y en cada decena, se pedía por la cese de la violencia que tanto impera en el país. Tegucigalpa y San Pedro Sula son algunas de las ciudades que registran los índices más altos de violencia a nivel latinoamericano.
Posterior, celebraron la Eucaristía que presidió el padre Dimas Rivera, párroco de este lugar en compañía del diácono Abilio Zambrano. Una verdadera fiesta se vivió en esta Iglesia, ubicada en las periferias de la ciudad. El templo resultó insuficiente para la cantidad de personas que asistieron.  El padre Dimas Rivera, encargado de la parroquia San Pedro Apóstol dijo que la fiesta de la Divina Misericordia “para nosotros es una fiesta muy significativa porque el lugar donde estamos es un lugar muchas veces de violencia, estigmatizado por la marginalidad, la pobreza, las drogas, la violencia, entonces nosotros invocamos al Señor de la misericordia pidiéndole que haya paz en el corazón y que ese amor de Dios se derrame en las familias para que podamos tener otra vida, una vida mejor”. Asimismo, indicó que el trabajo para erradicar esto es de todos. “Nosotros ponemos nuestro granito de arena desde la evangelización con el trabajo con la familia, con los jóvenes específicamente y pidiéndole a Dios la fuerza y a toda la comunidad eclesial la colaboración para sentir que somos una sola familia” dijo.

A %d blogueros les gusta esto: