Parte a la Casa del Padre el presbítero Donaldo Salazar

Parte a la Casa del Padre el presbítero Donaldo Salazar Siempre será recordado como un hermano, amigo y fundador de la Fundación Franciscana “Por Nuestros Hermanos”. Lilian Flores liflores@semanariofides.com Fotos Lilian Flores/La Voz de Suyapa Síguenos en www.fidesdiariodigital.com La noche en que se celebró la fiesta de la Divina Misericordia, fue llamado a la presencia del Señor a sus setenta y cinco años de edad, el padre Donaldo Salazar, OFM, de la Orden Franciscana, y originario de la Ciudad de Ahuachapán, Republica de El Salvador.


Hasta el Oratorio del Instituto San Francisco, llegaron, feligreses, amigos, familiares  sacerdotes, religiosos y religiosas para darle el último adiós a un hombre sencillo, humilde, bondadoso, que siempre se preocupó por el bienestar de los más pequeños y desamparados.
En la capilla del Oratorio del Instituto San Francisco en Comayagüela, se realizaron varias misas de cuerpo presente, una de ellas fue presidida por el padre Juan Pablo Padilla, párroco de San Francisco de Asís en Texiguat, El Paraíso y concelebrada por el padre Manuel Bustillo de la Diócesis de Comayagua, ambos sacerdotes son diocesanos y fueron acompañados en su vocación por el padre Salazar.

ACOMPAÑAMIENTO Con mucho pesar por haber perdido a un miembro más de la familia franciscana, los obispos Roberto Camilleri de la Diócesis de Comayagua  y José Bonello de la Diócesis de Juticalpa,  llegaron a Tegucigalpa para celebrar junto a fray Rafael Fernández superior de la Provincia de la Inmaculada Concepción de Centroamérica, y sacerdotes de la Arquidiócesis la misa de exequias del sacerdote franciscano.
La tristeza y el dolor de haber perdido a un ser especial, que siempre se interesó por el bienestar de los más necesitados fue el panorama que se vivió en la Cripta sacerdotal de la Basílica Nuestra Señora de Suyapa, lugar en donde ahora reposan los restos del hombre que desgastó su vida por una noble causa. Fray Donaldo será recordado como un amigo, un formador, un padre amoroso y misericordioso.

LEGADO En el cumplimiento del mandato de servicio que caracteriza  a la Orden Franciscana, el padre Donaldo se trasladó a Honduras en septiembre de 1994. Recibió nombramiento para trabajar en el instituto “San Francisco” donde desempeñó el cargo de vice – rector y después rector académico. En diciembre de 1994 participó en un retiro espiritual de la Fraternidad Cristiana para Jóvenes y Adultos Discapacitados de Honduras, luego el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez, S.D.B,  lo nombró asesor espiritual a nivel nacional. Desde 1995 inició su trabajo pastoral en el área de la discapacidad con la Fundación Franciscana “Por Nuestros Hermanos” para jóvenes con limitaciones sensoriales o físicas, a los cuales se les da la oportunidad de estudiar educación media y universitaria, en el Instituto San Francisco y en la Universidad Autónoma de Honduras u otras universidades privadas. Esta obra de la fundación fue su amor, se entregó a ella por completo, la protegió hasta el final de su vida. El padre Donaldo será recordado como un gran misionero, un gran sacerdote, un hombre que a pesar de su ceguera física, miraba la vida con los ojos del corazón y con un sentido diferente, que siempre irradió alegría.

El dato
Novenario
A todas las personas que quieran asistir al novenario de misas por el alma del padre Donaldo, les informamos que son a las 5:00 pm en  el Oratorio del Instituto San  Francisco, el último día será el jueves 04 de mayo.

A %d blogueros les gusta esto: