Noticias en desarrollo

Jubileo de Oro de la Renovación Carismática

Jubileo de Oro de la Renovación Carismática El estadio municipal Sergio Reyes fue el lugar de encuentro y desarrollo de festejos por parte de representaciones de varias comunidades de Santa Bárbara, Lempira, Intibucá, Ocotepeque y Copán en el VI Encuentro Diocesano. Texto y fotos: Manuel Alfaro alfmanhn@yahoo.com Síguenos en www.fidesdiariodigital.com Feligreses de la Diócesis de Santa Rosa de Copán festejaron el 50 aniversario  de la Renovación  Carismática Católica en el mundo y fue admirable la alegría y entrega con que los fieles de esta comunidad católica  agradecieron al Señor por tanta bendición a través del fuego del Espíritu Santo.


El estadio municipal Sergio Reyes fue el lugar de encuentro y desarrollo de los festejos por parte de representaciones de varias comunidades de Santa Bárbara, Lempira, Intibucá, Ocotepeque y Copán,  que celebraron con júbilo  y compartieron  alabanza, Eucaristía, oración, hermandad y,  sobre todo,  mucho gozo. En el evento realizado el 22 de abril en la ciudad de Santa Rosa de Copán se contó con invitados especiales como monseñor Luis Morao Adreazza, obispo salvadoreño de origen italiano, monseñor Darwin Rudy Andino obispo de la diócesis, el padre Enrique Silvestre de origen español, con labor pastoral en Pinalejo, Santa Bárbara, pionero de los movimientos carismáticos en la zona. La animación estuvo a cargo de los grupos “Apostolado de Alabanza, María música de Dios de Santa Rosa de Copán, Apostolado de la Palabra de Cucuyagua, Copán, Apostolado de la Palabra Fuego de Dios, de Intibucá”. Juntos conformaron un verdadero equipo de adoración que con el fuego del Espíritu Santo hicieron estremecer a todos los fieles presentes.
Los festejos iniciaron con la entronización de la madre del Salvador del mundo, la cual los carismáticos respetan y veneran con mucho amor, asignándole el lugar que se merece en sus corazones. La Eucaristía fue presidida por monseñor Darwin y los presbíteros presentes.
Luego de la Hora Santa se desarrollaron varios símbolos religiosos como un enorme Rosario que adornaba la  cancha del estadio, quema de pólvora en distintos momentos y  oraciones, en especial la de Sanación y de adoración al Espíritu Santo,  patrono de los carismáticos.
HISTORIA La Renovación Carismática Católica, RCC, es un movimiento de la Iglesia Católica que promueve y fomenta la corriente de gracia del Espíritu Santo en el corazón y el alma de cada hombre, para que irrumpa en toda la Iglesia, renovándola desde lo más íntimo con todas sus consecuencias.    Esta corriente de espiritualidad y de gracia es guiada por el Espíritu Santo, sustentada en Cristo Jesús, caminando con el amor de María, la Madre del Señor y de la Iglesia.
Según documentación de la Renovación Carismática Católica fue suscitada por Dios en un momento importante de la historia de la Iglesia. No se sitúa fuera de ella ni menos en oposición a ella, sino que ha surgido de la Iglesia, se encuentra en el corazón de la Iglesia y es para la Iglesia.  Diríamos que la RCC tiene una fuente y origen en el gran acontecimiento de Pentecostés. Pasando por el Concilio Vaticano II cuando el 25 de Diciembre de 1961 Juan XXIII en su convocatoria mediante la Constitución Apostólica “Humanae Salutis” oraba “renueva en nuestros tiempos los prodigios como de un Nuevo Pentecostés”. Clausurado el Concilio el 8 de Diciembre de 1965 por Paulo VI, transcurre un año y en 1966 aparece en el mundo la Renovación Carismática Católica. En 1967 surge en Honduras y el 25 de Enero de 1984,  en la festividad del apóstol San Pablo, la Conferencia Episcopal de Honduras CEH, reconoce a la Renovación Carismática Católica de Honduras como un Movimiento Apostólico de la Iglesia.     En la Asamblea Ordinaria de los días 17 y 18 de Noviembre de 1994 de la CEH, con todo gusto, los obispos de Honduras aprobaron los estatutos diocesanos y reglamento de las comunidades parroquiales de Renovación Carismática Católica de Honduras. En Santa Rosa de Copán, el movimiento recientemente celebro su 34 aniversario, en sus inicios fue dirigido por los hermanos Víctor Bueso padre y Mariana Zaldivar de Bueso. El padre Enrique Silvestre fue el instrumento del Señor que permitió que el movimiento Carismático llegará a occidente, un verdadero ejemplo de dinamismo para aquellos jóvenes apagados y desanimados que necesitan despertar a la alegría de tener la bendición del Espíritu Santo en el alma.

El dato
Comunidad carismática
Los coordinadores actuales hermanos, Víctor Bueso y Sofía Pineda de Bueso; Saludan a toda la comunidad carismática, motivándoles a seguir adelante, identificándose siempre por la alegría de servir y darse a los demás como es característica de la Renovación Carismática Católica de Santa Rosa de Copán.

Opiniones
Luis Morao Adreazza
Monseñor
El Espíritu Santo es para todos, me alegra mucho ver mucha gente llena de entusiasmo, el mensaje del padre Enrique excelente, hermanos y hermanas aprovechen este momento espiritual para ver nuestra vida personal, hagamos más caridad y bien, que el Espíritu Santo nos ilumine, nos haga perseverar siempre en el camino de la salvación, por eso estamos aquí. La RCC es un regalo de Dios desde Hace 50 años, yo soy también carismático aunque a algunos no les guste ¿Por qué?…. “Carismático es todo Católico bautizado” porque con el Bautismo recibimos toda clase de dones y carismas, por eso hay que utilizar esos dones porque hay hermanos que los dejan dormir, ojala que todos nos animemos a atesorar más los carismas y dones que nos trae el espíritu santo, para bien de la comunidad.

Darwin Rudy Andino
Monseñor
Hace 50 años en Concilio Vaticano II nos dio este fruto, convocado por San Juan XXIII finalizado por Pablo VI. Con la renovación han surgido otros carismas, el Espíritu Santo aleteo, fue el que convocó a este concilio, un momento muy importante para la Iglesia, porque renovó la teología, la liturgia, nos hizo entrar en un diálogo ecuménico, con las grandes religiones como el Judaísmo entre ellos, se renovó la vida pastoral de los obispos y sacerdotes, fue un soplo y presencia del Espíritu Santo en la Iglesia, luz para el mundo, como estamos llamados a ser los católicos, el cristiano no tiene que ser un apagado. Iluminemos el mundo, démosle sabor porque se ha perdido, no tengamos miedo porque tenemos el Espíritu Santo, recibido  el día de nuestro Bautismo.

TESTIMONIO PADRE ENRIQUE SILVESTRE
Yo venía de un lugar donde había mucha espiritualidad, oración y lectura espiritual, Evangelio y momentos profundos de liturgia, pedí venir a Honduras con mucha ilusión, pero al encontrarme con muchas libertades me olvide de lo que practicaba en España y me olvide de muchas cosas, todo el fervor que traía se enfrió, sentí que pasaba lo mismo con mi parroquia, pero clame al Señor, pedí oración y escribí a mi madre pidiéndole oración para no caer en mi ministerio.
El Señor hizo el milagro, el mayor que he experimentado; un día me invitaron a una reunión de Renovación Carismática en San Pedro Sula, yo deseoso de ver y sentir lo que la gente contaba del movimiento, llegué y me dio vergüenza ver como los hermanos alababan, bendecían y levantaban sus manos, cantaban, daban testimonio a Dios…. Y yo hundí mi cabeza y solo dije ¡Señor!.. Pregunté por las charlas y me fui pensando en no volver, luego fui a la segunda, tercera etc… y me quede sirviendo en renovación para siempre. La renovación no es cualquier cosa y se responder teológicamente, he estudiado y escrito sobre esto, para mí la Renovación Carismática es la gracia más grande que Dios me ha regalado, gracias a la infusión del Espíritu Santo yo he podido vivir una renovación en mi ser.

A %d blogueros les gusta esto: