Jubilosas carreritas de San Juan en Tegucigalpa y Comayagüela

Jubilosas carreritas de San Juan en Tegucigalpa y Comayagüela Los presentes centraban sus miradas en cada una de las imágenes y al llegar el momento esperaba vitorear fuerte ¡Viva Jesús Resucitado! Texto y fotos: Suyapa Banegas sbanegas@unicah.edu Síguenos en www.fidesdiariodigital.com La alegría del Resucitado se vio reflejada en las calles de Tegucigalpa y Comayagüela con las tradicionales carreritas de San Juan. Petardos, música, aplausos,  vivas,  una emoción desbordante que niños jóvenes y adultos mayores sintieron a tempranas horas de la mañana.


Y es que a pocos minutos que el sol irradiara la capital decenas de personas se apostaron a un costado de la Iglesia Catedral Metropolitana San Miguel Arcángel  a esperar el encuentro de imágenes que evoca ese episodio que cambió la historia que daba sentido a lo anunciado por el mismo Jesús.
Todos centraban sus miradas en cada una de las imágenes y los instantes que se narraban. Pero el momento que se robó la atención de todos es cuando la figura del Resucitado se acerca es traída hacia la imagen de la Dolorosa al ritmo de música y aplausos se produce el encuentro y los fieles allí presentes vitoreaban ¡Jesucristo ha resucitado!
Mientras tanto en la antañona Comayagüela, las personas vivieron este momento con un júbilo impresionante como cada año.
A un costado del parque La Libertad se ubicaron los feligreses, quienes entre música, dinámicas y aplausos hacían crecer la emoción  en grandes y chicos. Lo apoteósico ocurrió cuando llegó el momento del encuentro del Resucitado. Allí las personas vitorearon y aplaudieron a más no poder. Y hubo quienes se conmovieron hasta al punto de las lágrimas.Las imágenes fueron colocadas en la Calle Real en el tramo situado entre Bellas Artes y el Centro de Arte de la UNAH. Luego Fray Rocael Reyes leyó la lectura que le da vida a este acto. Después el mismo coronó la imagen de Cristo Resucitado ante los aplausos de los asistentes para después partir en procesión y luego vivir la Eucaristía.

A %d blogueros les gusta esto: