Noticias

Semillero de vocaciones

Semillero de vocaciones “Niños y jóvenes que ayudan en el servicio al altar, constituyen un vivero de vocaciones sacerdotales”. San Juan Pablo II Héctor Espinal heroes207@yahoo.es Síguenos en www.fidesdiariodigital.com Con mucha alegría y entusiasmo llegó Monseñor Guido Charboneau al Seminario Menor Pablo VI, a celebrar la Eucaristía  con algunos  acólitos y acolitas de zona de Choluteca; dicho encuentro fue coordinado por el Padre Heber Noé Espinal, quien es el encargado de la Pastoral Vocacional de nuestra Diócesis.


Monseñor Guido en el mensaje les recordó sus  tiempos de  niñez, donde  él había sido acólito, y a la vez les  invito a vivir en unidad y estar formando ese pequeño equipo misionero ayudándose mutuamente.
Recordando el mensaje del año 2004 del Santo Juan Pablo II que decía:
Cuidad especialmente de los monaguillos, que son como un “vivero” de vocaciones sacerdotales. En la regularidad de las celebraciones dominicales y diarias, los acólitos se encuentran con vosotros, en vuestras manos ven “realizarse” la Eucaristía, en vuestro rostro leen el reflejo del Misterio, en vuestro corazón intuyen la llamada de un amor más grande. Si los niños y los jóvenes ven en el sacerdote la alegría de ser ministros de Cristo y depositarios de los misterios divinos, la generosidad para administrar los sacramentos, en particular la Reconciliación y la Eucaristía, entonces se preguntarán si no puede ser esta» «la opción más llena de felicidad para sus vidas», «Sed para ellos padres, maestros y testigos de piedad eucarística y santidad de vida».

CRECIMIENTO CRISTIANO El grupo de acólitos, atendidos por vosotros dentro de la comunidad parroquial, puede seguir un itinerario valioso de crecimiento cristiano, formando como una especie de pre-seminario. Aprovechando la colaboración de las familias más sensibles y de los catequistas, seguid con solicitud al grupo de los acólitos para que, mediante el servicio del altar, cada uno de ellos aprenda a amar cada vez más al Señor Jesús, lo reconozca realmente presente en la Eucaristía y aprecie la belleza de la liturgia.

Todas las iniciativas en favor de los acólitos, organizadas en el ámbito diocesano o de las zonas pastorales, deben ser promovidas y animadas, teniendo siempre en cuenta las diversas fases de edad. Gracias a la gran sensibilidad imaginativa propia de su edad, y con las explicaciones y el ejemplo de los sacerdotes y de los compañeros mayores, también los más pequeños pueden crecer en la fe y apasionarse por las realidades espirituales.

A %d blogueros les gusta esto: