Noticias en desarrollo

Piden un alto a la violencia

Piden un alto a la violencia Por primera vez se realizó en Talanga la Jornada Juvenil de Ramos en el decanato Manuel de Jesús Subirana que este año llevaba por nombre “Convertidos por amor” Texto Eddy Romero emromero@semanariofides.com Fotos Alejandra Colindres/ Óscar Vega Síguenos en www.fidesdiariodigital.com Más de mil jóvenes se reunieron en Talanga para participar en la primera Jornada Juvenil de Ramos que se celebró en el decanato Manuel de Jesús Subirana.


Este año se buscó la participación de todos los jóvenes, es por ello que se realizó jornada en Tegucigalpa, Talanga y Sabanagrade. Las razones económicas y de logística son unos de los principales motivos por lo cual era muy difícil participar en la que se realiza normalmente en Tegucigalpa.
Presidió esta jornada monseñor Juan José Pineda, obispo auxiliar de Tegucigalpa, junto con los presbíteros de este decanato. El punto de partida era, el desvío de la carretera que conduce a Olancho, desde allí, monseñor Pineda bendijo los Ramos y luego caminaron rumbo a la Casa de la Cultura de este sitio. Iban organizadas por parroquias y  se iban realizando varios signos. El primer signo tuvo que ver con la Confesión y muchos jóvenes se acercaron al sacramento. Entre ellos destacó fue la presencia de Jesús Eucaristía, cada una de las parroquias tuvo un momento de adoración y se realizaron varias peticiones, entre ellas un fuerte llamado para eliminar la violencia. Se iba rezando el Rosario, fue un ambiente de mucha fiesta. Andaban identificados con las camisetas de la jornada. Al llegar a las inmediaciones del templo San Diego se le entregó a cada joven un pedazo de periódico con noticias de jóvenes que han sufrido por la violencia. Se hizo conciencia sobre el papel de la juventud que está pasando dificultades. Ya en la Casa de la Cultura cada joven recibió una merienda mientras estuvo la animación del ministerio Espada de Dios. Hubo un grupo de Tolupanes que participaron en esta Jornada Juvenil de Ramos. Posteriormente celebraron la Eucaristía que presidió monseñor Pineda. Monseñor les recordó que la Iglesia está con ellos, que no les ha abandonado y les invitó a vivir intensamente la Semana Mayor. Invitó a todos a luchar por salir adelante a pesar de todas las dificultades.
Esta jornada marca el inicio de una nueva de vivir las jornadas de ramos en la Arquidiócesis.

A %d blogueros les gusta esto: