Danli Diócesis

¡Hosanna al hijo de David!

¡Hosanna al hijo de David!
Con una multitudinaria participación inició la Semana Santa en la ciudad de El Paraíso. Se contó con la visita del obispo y la participación de los jóvenes en la Jornada Juvenil de Ramos.
Texto y fotos: Roger Padilla
pad_roger@hotmail.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Un derroche de fe y devoción se vivió en el inicio de la Semana Santa en la ciudad de El Paraíso. Asimismo, esta pintoresca ciudad fue sede de la Jornada de Ramos que se realiza por primera vez como diócesis en este departamento aunque ya se realizaba cuando eran una Vicaría de la Arquidiócesis de Tegucigalpa. La Semana Santa es muy esperada por los fieles de la parroquia San Juan Bautista de esta ciudad, pues es una fecha donde se reflexiona, se prepara interiormente y se recuerda la Pasión del Señor, es un tiempo de mucha reconciliación con los demás y con nosotros mismos. Las actividades iniciaron con el Viernes de Dolores, día en que se realiza una procesión y se recuerda los Siete Dolores que sufrió nuestra Madre Santísima durante la vida de Jesús.

EL OTRO ES UN DON Como toda una tradición, los jóvenes también quisieron demostrar su catolicismo a la Iglesia y a la ciudadanía en general. Cientos de ellos, acompañados por adultos y niños, se volcaron a las calles para participar en la Quinta Jornada Juvenil de Ramos  que en este lugar llevaba el nombre “La Palabra es un don. El otro es un don”, jóvenes que caminaban agitando sus ramos, alabando al Señor y animando las calles por donde iban pasando. Pero lo que lleno de bendiciones esta celebración fue la presencia de monseñor José Antonio Canales, Obispo de la Diócesis de Danlí, quien realizó su primer acompañamiento con los fieles de esta ciudad. Monseñor Canales quedó muy satisfecho por la cantidad de jóvenes que acompañaron la actividad y los motivó a seguir luchando por defender nuestra fe como católicos. El obispo al finalizar la Eucaristía anunció visitar esta parroquia el próximo Domingo de Resurrección y al salir realizó un acercamiento con los presentes para bendecirlos y recibir bendiciones.

HOSANNA, BENDITO EL QUE VIENE De igual manera, se realizó la celebración del Domingo de Ramos, en esta ocasión partiendo a tempranas horas desde el atrio de la parroquia hasta el gimnasio municipal del Instituto Técnico Alejandro Flores, lugar que a pesar de su tamaño fue insuficiente para albergar a los hermanos que querían celebrar junto con el padre Abel la Eucaristía donde se recuerda la entrada triunfal que realizó nuestro Salvador.