Noticias en desarrollo

Dramatizan la pasión de Cristo en periferias de Comayagüela

Dramatizan la pasión de Cristo en periferias de Comayagüela “Los enfermos son los Cristos sufrientes, aquí los vemos, en los ancianos, los humildes, los pobres, que siguen quizá en el abandono aquí Dios se hace presente en medio de ellos”. Fray Rocael Reyes Texto y fotos: Suyapa Banegas sbanegas@unicah.edu Síguenos en www.fidesdiariodigital.com Tal y como lo ha dicho el Papa Francisco “ir a las periferias”, esto lo han seguido al pie de la letra los Frailes Franciscanos que se encuentran en la parroquia Inmaculada Concepción de Comayagüela al lado de sus fieles, quienes año a año realizan un tradicional Vía Crucis recorriendo los sectores periféricos parroquiales.


A quien le propondrían ir a las calles del “Chiverito”, Perpetuo Socorro, Bella Vista lo pensaría quizá dos veces, pero los jóvenes de la parroquia Inmaculada Concepción salen a evangelizar a través de sus cuadros vivos representando La Pasión Muerte y Resurrección del Señor Jesús.

ROMPIENDO EL ITINERARIO Mientras una señora acomoda su tina de nacatamales, otra alista las baleadas rodeada de varias personas que ya hacen sus pedidos, otros asoman por las ventanas de las casas de madera ya visiblemente dañadas por el paso del tiempo, en este ambiente los muchachos y muchachas iniciaron su dramatización y comenzaron en  “El Chiverito”. El recorrido fue largo pero los jóvenes con su espléndida actuación hicieron  sentir liviano el trayecto.
Las marchas que se estilan en esta temporada marcaron el lento paso entra una y otra estación del Vía Crucis, cada una de las personas pudo reflexionar y hacer sus oraciones,  especialmente  las familias que elaboran los altares en las puertas de sus casas. Hubo algunos que con su ingenio y dedicación también realizaron representación de la estación con niños miembros de su familia como la familia Sierra Portillo.

MIRADA DE AMOR “¡Camina rey, y es que ya no puedes! ¿Y no es que eres el Hijo de Dios? ¡Camina vamos! Y ante los gritos y latigazos de la personificación  del malvado centurión y sus soldados romanos, muchas personas enfermas salieron con dificultad de sus casas para no perderse las escenas de la pasión y hubo una señora que, incluso de la mano del párroco fray Rocael Reyes,  quiso contemplar el rostro del Nazareno y le dijo: ¿porque te están pegando tanto mi Señor”. En medio de esta escena atípica talvez se robó la atención de los presentes quienes expresaron su congoja al ver con que amor esta persona miró al muchacho.
“Los enfermos son los Cristos sufrientes, aquí los vemos, en los ancianos, los humildes, los pobres, que siguen quizá en el abandono aquí Dios se hace presente en medio de ellos, ver a una anciana con mucha fe, devoción y entrega nos expresó soy católica hasta la muerte, pues hoy el no sólo pasó por su casa sino también por su corazón”.
El recorrido terminó en el templo Fátima, donde se hicieron las estaciones de la crucifixión como se les conoce comúnmente, allí ante el pueblo de Dios los muchachos que se prepararon durante un tiempo hicieron sentir la agonía de Dios hecho hombre y en medio del llanto de las “mujeres de Jerusalén” también algunos se conmovieron hasta las lágrimas al recordar esos instantes de entrega total donde se cumplía también “no hay amor más grande que  el que da la vida por sus amigos”.

A %d blogueros les gusta esto: