Diócesis San Pedro Sula

Más de 70 jóvenes confirmados en la parroquia de la Santa Cruz

Más de 70 jóvenes confirmados en la parroquia de la Santa Cruz
En esta parroquia hay alrededor de 95 catequistas, personas dedicadas y muy convencidas de que su misión debe hacerse con amor y paciencia. Entre los jóvenes que se han confirmado, hay algunos que quieren pertenecer a la Pastoral de Catequesis.
Texto y Fotos:Victoria Cotton
redaccion@semanariofides.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
La parroquia La Santa Cruz, de la colonia Tara, de San Pedro Sula, celebró el Sacramento de la Confirmación, con la participación de 77 personas, entre jóvenes y adultos. La Eucaristía fue presidida por el obispo de la diócesis, monseñor Ángel Garachana y concelebrada por el párroco Héctor Mario Salazar Londoño y por el vicario Albeiro de Jesús Quintero.
Monseñor Garachana en su homilía dejó dos mensajes para los confirmandos: “El Espíritu Santo es el que da vida. En el Credo largo, decimos, ‘creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, vivificador, El que da vida, vivifica. Y si Dios retira su Espíritu, como dice en el Antiguo Testamento, volvemos al polvo, a nada. Donde está el Espíritu está la vida, y donde no está el Espíritu, sólo desierto, muerte. El Espíritu da vida integral, nos da la vida humana como seres, personal. El Padre nos ha creado como don del Espíritu, somos, existimos como personas con el poder vivificador del Espíritu, el Espíritu es el principio de la vida nueva en Cristo”.
“Segundo el Espíritu de vida, vivan según el Espíritu, san Pablo distingue dos maneras de comportamiento, lo que él llama según la carne y según el Espíritu. San Pablo llama carne a la persona huma, sometida simplemente a lo humano, sin Dios, carne es el hombre en su debilidad, en su fragilidad en su mortalidad, en su pecado. Carne es la criatura humana sin Dios”.
San Pablo dice, ustedes no han sido llamados a vivir según esa dimensión, simplemente rastrera, a dejarse llevar por las inclinaciones de una naturaleza marcada por la fragilidad y por el pecado, no están llamados a ser carnales, a vivir según las pasiones y la debilidad de nuestra condición humana, al contrario ustedes han sido llamados a una nueva forma de vida, lo que san Pablo llama, una persona espiritual o la traducción de la palabra griega persona neumática, del griego neuma es el Espíritu, el aire, la vida, el soplo vital. Están confirmados a vivir según el espíritu, este es el segundo mensaje, confirmados de una manera especial, recibiendo el Sacramento de la Confirmación están llamados, no a vivir según las pasiones el egoísmo, la codicia, la injusticia, el orgullo, sino a vivir según el Espíritu de Jesucristo.”
Después de la homilía se procedió al rito de la Confirmación. La mayoría de los confirmandos eran jóvenes, pero también hubo varios adultos, incluso un matrimonio.
La formación de los jóvenes se lleva a cabo desde la edad de 13, reciben varios niveles hasta llegar a los 16 años de edad, que es cuando ya son admitidos para la Confirmación. En cambio los adultos tienen una preparación de sólo un año, con un catequista especial.
En esta parroquia hay alrededor de 95 catequistas, personas dedicadas y muy convencidas de que su misión debe hacerse con amor y paciencia. Entre los jóvenes que se han confirmado, hay algunos que quieren pertenecer a la Pastoral de Catequesis y ya se encuentran sirviendo como suplentes. Una de las preocupaciones de las catequistas, es el poco interés que demuestran los padres de familia en la formación cristiana de sus hijos, por lo que les exhortan a involucrarse más, a poner un poco más de interés en este aspecto, ya que muchas veces ignoran hasta en qué nivel se encuentra su niño.
Esta ha sido una ocasión de alegría para los confirmados, sus familiares y padrinos, y naturalmente, también para toda la parroquia y la Iglesia en general.

A %d blogueros les gusta esto: