Noticias en desarrollo

Las pinturas del padre Ramón, plasman la realidad del país

Las pinturas del padre Ramón, plasman la realidad del país Lo recaudado en la exposición es a beneficio del Hogar Belén, que está dedicado a atender a personas indigentes hombres, mujeres y niñas en riesgo social, con clínica asistencial, comedor, coordinación de charlas y reuniones de terapia para personas con problemas de alcohol y drogas. Texto y foto: Delfina Janeth Lagos Rodríguez dlagos@semanariofides.com Síguenos en www.fidesdiariodigital.com En la Basílica Menor Nuestra Señora de Suyapa, se presentó la obra pictórica del padre Ramón Martínez, que plasma en lienzos la realidad que vive Honduras.

Son más de 60 pinturas que fueron expuestas al público y los fondos a recaudar fueron a beneficio de Hogar Belén, el cual es un centro que atiende a personas indigentes hombres, mujeres y niñas en riesgo social, con clínica asistencial, comedor, coordinación de charlas y reuniones de terapia para personas con problemas de alcohol y drogas
Esta exposición llevó por nombre “El Juego de la Vida, en el Amor de Dios” título que refleja ese afecto que se debe tener al prójimo y que eso es lo que el presbítero y artista desea expresar en su propuesta.
Fue la casa de la “Patrona de Honduras” el lugar que acogió las expresiones artísticas del presbítero en donde plasma la realidad de un país que no es el que lo vio nacer, pero lo ha hecho más suyo que cualquier hondureño más.

INSPIRACIÓN, El criterio generalizado es que. “En Honduras, no se puede vivir del arte, aquí no valora”, esa frase se escucha en diferentes ámbitos ya sea entre los que tienen el don de pintar, cantar, danzar o diferentes habilidades artísticas, pero en el caso del padre Ramón esa expresión no fue exacta, pues las obras del clérigo fueron adquiridas por los asistentes a la exposición y lo mejor que lo recaudado se destinará al Hogar Belén.
La Basílica se adornó aún más con la muestra de esos cuadros y a la exhibición se sumó una muestra de la las imágenes religiosas que hay en la Basílica como ángeles, de la Pasión del Señor, como un recordatorio que estamos en este tiempo de Cuaresma.
Al describir esos hermosos cuadros, como los califico el padre Patricio de la Rosa, amigo y paisano entrañable del padre Ramón, en ellos se puede observar la necesidad de la gente, la mirada perdida en un espacio, la escasez de un abrazo al más necesitado, ese caricia que todos ocupamos, el fiel amigo del hombre, el perro, o el alimento que todos podemos dar. Es una parte de los que se puede observar en estas inspiraciones del padre Martínez, pero son esas musas que salen ya a la luz, después que el presbítero logra observar el entorno del Hogar Belén, donde mira tanta necesidad y no sólo en ese lugar sino en muchos de Honduras”.

AGRADECIMIENTO, al platicar con el padre Patricio Larrosa, se aprecia el cariño, el respeto y admiración que el siente por el artista, en este caso el padre Ramón. “Este es un homenaje al padre, mi gran amigo, su pasión es preocuparse por los más necesitados, sus vacaciones es el mundo de los enfermos, y esos dibujos reflejan sus inquietudes, sus dolores, sus sufrimientos, sus deseos, él trata de describir los que su mente capta y hoy este reflejo de su mente está aquí expuesto”
“Yo lo molesto y le critico cuando miro que llena la casa de cuadros, pero él me dice que me callé que yo no entiendo de pintura, pero lo admiró por esa gran capacidad de demostrar ese amor de Dios y estos cuadros reflejan que, a pesar de las circunstancias, Dios está ahí y que la luz al final del camino se encuentra” expresó el presbítero
No podía faltar en esta exposición las palabras de otro de los grandes amigos del sacerdote, el cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, quien detalló el gran agradecimiento que siente por cuidar de los enfermos en especial de la Arquidiócesis. “él es un regalo que llegó hace 21 años a Honduras, un hombre con un talento incomparable que quedan cortas las palabras de este ser humano, él no se cansa de hacer el bien, y estos imágenes son esos poemas de la existencia desde el amor de Dios, aquí se plasma el juego de la vida, un honor y agradecimiento, para él que con su humildad y carisma hoy expresa su arte”.

SENTIMINETO Uno de los organizadores de este evento, de dar a conocer el amor de Dios, fue el padre Carlo Magno Núñez, rector de la Basílica de Suyapa, El detalla que el objetivo de esta exposición fue mostrar un sentimiento, ya que eso demuestra el arte, y ese encargado de estas obras, eso ha reflejado, amor a Dios. “el padre se merece esta exposición y mucho más, él tiene ese don de evangelizar, y lo refleja en sus obras donde plasma esa realidad que el mira, y que a veces nosotros no queremos mirar.”
Otro de los amigos del padre Ramón es el pintor Santos Arzú, quien halaga que al presbítero por sus obras “estas obras de arte son una puerta a la esperanza, son una rendija de ver a Dios, él se eleva a la trascendencia y va más allá de lo quiere reflejar”
Al consultar a muchos de los que el padre Martínez ha ayudado, las palabras quedan cortas como dice el cardenal, pero observar al presbítero, que tiene el don de pintar y mirar su gesto en sus rostro de sorpresa que realizó cuando entro a la Basílica, ya que no esperaba una exposición de tal magnitud, sus palabras fueron “vale yo no me esperaba esto, es mucho, pero esto es una esperanza para muchos, este arte que realizó es describir el alma humana lo que uno ve adentro afuera, y el ansia de Dios, con el hecho que ya las miren es un regalo para mi” detalló

PADRE RAMÓN
Nació en Huescar Granada España, el 27 de julio 1961 estudio en la facultad de teología de la cartuja en granada a los 24 años se ordenó sacerdote el 27 de junio de 1986, sacerdote diocesano de la diócesis Guadix- Baza, Granada y Fidei, Domun, en la Arquidiosecis de Tegucigalpa. 31 años de ser sacerdote de los cuales 21 años ha vivido en Honduras, sirviendo entre los más pobres, Llego a Honduras en 1993, desarrollo el proyecto de Casa Zulema del año 1998 para los enfermos del VIH siendo a la vez vicario de la parroquia san José Obrero.
En el 2006, funda Casa Belén, para ayudar a drogadictos alcohólicos y mujeres maltratadas, donde pasa la mayoría de su tiempo.
En el mismo año es coordinador a nivel Arquidiocesano de la pastoral de la Salud, en el 2014 es asesor nacional de la Pastoral de la Salud, y ayuda a fundar la nueva cuasi parroquia, Santísima Trinidad en el sector de la Nueva Capital.
En infraestructura y a nivel pastoral, sigue como colaborados en la Parroquia santa Teresa de Calcuta que nació de la parroquia San José Obrero, y es Capellán del Hospital Escuela y el Seguro Social de la Granja.

Se aprecia el cariño, el respeto y admiración que el siente por el artista, en este caso el padre Ramón. “Este es un homenaje al padre, mi gran amigo, su pasión es preocuparse por los más necesitados, sus vacaciones es el mundo de los enfermos, y esos dibujos reflejan sus inquietudes, sus dolores, sus sufrimientos, sus deseos, él trata de describir los que su mente capta y hoy este reflejo de su mente está aquí expuesto”
Patricio Larrosa
Sacerdote

A %d blogueros les gusta esto: